Entradas

Un encuentro diocesano de Movimientos y Asociaciones Laicales con algunos retos por delante.

El  viernes día 25 de junio tuvo lugar un encuentro diocesano de responsables y representantes de movimientos  y asociaciones laicales presentes en la archidiócesis de Santiago de Compostela, con el delegado de Apostolado Seglar, D. Javier Porro, y los dos subdelegados, D. Francisco Durán y D. Alfredo Losada. Este encuentro tuvo lugar en la Casa de Ejercicios de Santiago  y  fue presidido por el arzobispo de Santiago, mons. Julian Barrio. Participó también el obispo auxiliar mons. Francisco José Prieto.

 

Tras compartir un momento de oración, nuestro ARZOBISPO D. JULIÁN dirigió unas palabras a los participantes de este encuentro, invitándonos a tomar conciencia de que “vivimos hoy un momento muy hermoso de la Iglesia, y, a pesar de todo, un momento esperanzador”, en el que la semilla del Evangelio está creciendo. “Esta es la hora del discernimiento y la sinodalidad“, el momento de preguntarnos qué nos pide el Señor, qué caminos nos marca para hacerlo presente en nuestro mundo.

El arzobispo reconoció que en nuestra sociedad hay “muchos prejuicios anti cristianos: no nos conocen y hablan de nosotros como si nos conocieran”. Pero eso no debe ser un obstáculo para apostar por ser una Iglesia en salida, para “lanzarnos a lo que está por delante” porque “para no volvernos marginales necesitamos manifestar lo que somos y creemos y no diluirnos en las opiniones comunes” anti cristianas.

Recalcó que “estamos en una sociedad necesitada de Dios y de una humanidad verdadera“. En este sentido presentó como reto para todos los cristianosser faro de humanidad que dé respuestas a tantas personas, desde la auténtica verdad, desde la libertad, desde la justicia”. El arzobispo compostelano hizo un llamamiento a “abrirnos a la fraternidad“, a “no hacer de nuestra vida un muro de lamentaciones, sino entregarla a los hermanos porque “es más hermoso sostener a los demás que mendigar que nos sostengan a nosotros”. En este sentido insistió a los movimientos y asociaciones laicales en la necesidad de “comunicar la novedad de Cristo, personalizar la fe y vivirla evangélicamente”.

Nuestro arzobispo sueña con tener en la diócesis “comunidades eclesiales maduras”, formaciones para la comunión, para la Iglesia, y no para cotos cerrados, sino comunidades que rompan competitividades, que favorezcan el crecimiento de todos. Nos advierte que “si crecemos solo como laicado, y no crecen la vida consagrada y los sacerdotes, entonces no lo estamos haciendo bien”. Solo en la medida que crezcan los demás, y ayudemos a crecer a los demás, nosotros crecemos.

Hoy la sociedad necesita el paso de los santos, y me atrevo a decir que vosotros sois santos, santos de la puerta de casa” continuó el arzobispo, recordando  al papa Francisco cuando aseguró que “el Pueblo de Dios es santo, por la unción que se nos ha dado, y le hace infalible cuando cree”. Pidió a los asistentes tener muy en cuenta esta verdad en el día a día, para no olvidar que “todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús. Descubrir ese amor nos permite salir de nosotros para anunciar el amor de Dios. Por eso somos discípulos y misioneros”.

Además, don Julián puso también el acento en la conversión personal, lo que traduce en la necesidad de dejar que los demás nos evangelicen. “Para evangelizar nosotros tenemos primero que dejarnos evangelizar, para encontrar el modo de comunicar a Jesús desde la situación en la que nosotros nos encontremos, aun con imperfecciones porque en nuestra debilidad se muestra la fuerza de Dios”.

En un ambiente de fraternidad, mons. Barrio reconoció sentirse “orgulloso de nuestra diócesis y de vosotros, los laicos comprometidos en la construcción del Reino”. E insistió en que “esto es fruto de una realidad que he vivido con vosotros durante veintinueve años y sintiéndome muy acompañado”.

 

Después de estas inspiradoras palabras de nuestro arzobispo, el encuentro continuó con las intervenciones sobre tres temas importantes, que se nos presentan en un futuro próximo, y que requerirán la participación activa de los movimientos y asociaciones laicales, desde nuestra diócesis:

 

1.- POSCONGRESO DE LAICOS: PUEBLO DE DIOS EN SALIDA (Cursos 2021-2022; 2022-2023 y siguientes)

 

D. Alfredo Losada informó como se están desenvolviendo todas las iniciativas que se pusieron en marcha a raíz de la celebración del Congreso de Laicos “Pueblo de Dios en salida” en febrero de 2020, y que son:

  • Publicación de la Guía de Trabajo: “Hacia un Renovado Pentecostés”
  • Funcionamiento del Consejo Asesor de Laicos
  • Formación de Equipos de Trabajo del Poscongreso, impulsados desde las Delegaciones de Apostolado Seglar
  • Publicación del Documento-plan de trabajo “Novos froitos”, donde se recogen las actividades propuestas para los próximos cursos: 3 Encuentros de Trabajo a nivel diocesano para discernir comunitariamente como estamos en cada una de nuestras realidades eclesiales  (curso 2021-2022) y varios Encuentros Nacionales de Laicos con carácter periódico (curso 2022-2023 y siguientes). En todos estos encuentros se profundizará en cada uno de los 4 itinerarios del Congreso de Laicos.

Todo esto está recogido en el siguiente documento:  1. Poscongreso e borrador Novos Froitos. Alfredo Losada.

 

2.- LXIII SEMANA SOCIAL (Nov 2021- en adelante)

 

D. Francisco Durán comunicó la vuelta de las Semanas Sociales de la Iglesia con la LXIII Semana Social que se celebrará en Sevilla los días 25, 26 y 27 de Noviembre y se podrá participar de modo presencial y virtual.

El principal objetivo de estas semanas sociales, organizadas desde la Conferencia Episcopal Española, es dar a conocer y difundir la doctrina social de la Iglesia en nuestra sociedad. Y están abiertas a la participación de todos (por primera vez además del ámbito caritativo y social se incorporan los secretariados de catequesis y apostolado seglar), desde el discernimiento personal y comunitario.

En esta ocasión el tema elegido es “La regeneración de la vida pública. Una llamada al bien común y a la participación” y, como novedad, tendrán lugar unos seminarios previos (foro de deliberación) a escala diocesana, donde a través del diálogo y debate se llegará a unas conclusiones que servirán de base para la celebración de la LXIII Semana Social en Sevilla. Previamente se presentará un documento o guía de trabajo para estos seminarios preparatorios en las diócesis, donde se tratará:

  • la presencia renovada de los católicos en la vida pública,
  • las nuevas esferas públicas desde donde se construye esta regeneración de la vida pública,
  • el papel de la religión cuando entra en el espacio público
  • y los escenarios que se nos abren para esta vida pública.

Todo esto está recogido en el siguiente documento: 2. Semanas Sociales. Conferencia Episcopal Española. Francisco Durán.

.

3.- SÍNODO DE LOS OBISPOS (octubre 2021- octubre 2023)

 

Dª. Marina Hernando informó sobre el próximo Sínodo de Obispos que ha convocado el Papa Francisco sobre la sinodalidad, un concepto que tiene que ver con nuestro modo de ser y de obrar como Pueblo de Dios unidos a Cristo, que se concreta en la unidad, corresponsabilidad y la participación de todos en la vida de la Iglesia y de la sociedad.

Este sínodo de Obispos por deseo del Santo Padre no será un evento sino un camino sinodal en tres años (2021-2023), articulado en tres fases -diocesana, continental y universal-, para hacer posible la participación y la verdadera escucha de todo el Pueblo de Dios -laicos, pastores y obispo de Roma-. Culminará con la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebrará en octubre de 2023 en Roma.

“Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” es el tema escogido para este Sínodo de Obispos y contará con varias novedades como:

  • Se celebrará en cada Iglesia particular (diócesis) en los cinco continentes, con trabajo en grupos del documento preparatorio y asambleas pre-sinodales.
  • Será necesario elegir representantes (equipo) para la sinodalidad de cada diócesis, de cada Conferencia Episcopal y de la Reunión Internacional de Conferencias Episcopales, que participarán en la XVI Asamblea en el Vaticano (pueden ser laicos, religiosos, o sacerdotes)
  • Saldrán varios documentos de trabajo: 2 Instrumentum Laboris y el documento final

Todo esto junto con el itinerario sinodal está recogido en el siguiente documento: 3. Sínodo de los Obispos convocado por el Papa Francisco. Marina Hernando.

 

Al hilo de este tema, el OBISPO AUXILIAR D. FRANCISCO concretó algunos aspectos de este Sínodo de Obispos relevantes para nuestra archidiócesis. “Este camino de sinodalidad será un cambio total. Antes la consulta se hacia solo con los obispos y especialistas y ahora se quiere implicar a todo el Pueblo de Dios con la diversidad y complejidad que eso supone, sin duda un gran esfuerzo pero que merece la pena y el Espíritu lo suscita”. – explicó monseñor Prieto.

Seguidamente expuso la necesidad de nombrar a nivel diocesano un responsable para este Sínodo (que puede ser un laico o laica), que haga equipo, y como se encargaría de elaborar un cuestionario práctico, real y eficaz, adaptado a nuestra archidiócesis, a partir del documento general que se va a enviar desde la secretaría del sínodo en septiembre, la elección no debe tardar mucho.

Con respecto a como se participará en este Sínodo de Obispos concretamente desde nuestra diócesis, D. Francisco comentó que al ser Santiago una archidiócesis muy extensa, la consulta de ese cuestionario se hará desde las vicarías territoriales,  buscando que sea representativa. Para eso,- continuó- “no hace falta que sean muchos los que participen, sino que expresen la riqueza de la pluralidad de nuestra diócesis”. Esta consulta se llevará a cabo desde la inauguración del Sínodo de Obispos en la diócesis el 17 de octubre de 2021 hasta marzo de 2022, cuando se enviarán las aportaciones de cada vicaria al responsable diocesano del Sínodo, que, con su equipo, se encargarán de sintetizarlas y presentarlas posteriormente en la reunión pre-sinodal. Estas contribuciones, con el visto bueno del arzobispo, se presentarán en el encuentro de obispos y responsables de cada diócesis reunidos en Asamblea en la Conferencia Episcopal Española a finales de abril de 2022.

Por último propone para nuestra consulta diocesana invitar a cristianos alejados e incluso a no creyentes de todos los ámbitos: universidad, social, cultural, artístico… “que no forman parte de nuestra Iglesia pero que nos observan”, para preguntarles, con valentía y desde una acogida cordial y agradecida, como nos ven y que nos piden. “De este modo la aportación de nuestra archidiócesis a la reflexión sinodal sea más enriquecedora y realista”.

El obispo auxiliar nos animó a  vivir este momento como Iglesia diocesana unida, parroquias y movimientos, “como una oportunidad muy providencial que nos pone a todos en movimiento para recuperar esa “musculatura” que perdimos con la pandemia  y que caminemos y gustemos el hecho de ser Pueblo de Dios”

 

Al hilo de estas intervenciones, el DELEGADO de APOSTOLADO SEGLAR, D. Javier Porro, invitó a los asistentes a que hubiera algunas personas concretas (1, 2 ó 3) que estén interesadas y puedan trabajar y profundizar en alguna de estas tres propuestas (Poscongreso, Semana Social y Sínodo de Obispos) en cada uno de sus movimientos y asociaciones laicales. No haría falta que todo el grupo, movimiento o asociación participe activamente en todas las propuestas, sino que se organicen y sugirió que lo tuvieran en cuenta en sus respectivas programaciones para el curso pastoral que viene.

 

Y por último, para finalizar este encuentro, se abrió un COLOQUIO ABIERTO  con los asistentes de los distintos movimientos laicales presentes en nuestra diócesis, en el que aprovecharon para comentar como han vivido desde sus movimientos estos meses de pandemia y como se presenta el futuro para cada uno de ellos.

 

 

 

La Delegación de Apostolado Seglar promueve la “Escuela Bíblica por correspondencia”

En Pontevedra, este martes, 13 de octubre, se ha presentado la “Escuela Bíblica por correspondencia”, promovida por la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar de esta Archidiócesis de Santiago de Compostela.

En un momento de incertidumbre, en el que muchas comunidades parroquiales ven mermados sus niveles habituales de actividad, ante la imposibilidad de reunirse como hacían antes de la crisis sanitaria, ha cobrado especial protagonismo la formación que se imparte desde el ámbito virtual. Por ello, esta “Escuela Bíblica por correspondencia” trata de brindar a los interesados un mayor conocimiento de las Sagradas Escrituras, tanto desde el punto de vista histórico, como sobre la profundidad de su mensaje, pero aprovechando las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Así, aunque el equipo docente tiene su sede en la Koinonía Juan Bautista de Villardeciervos, en la Diócesis de Astorga, los alumnos recibirán mensualmente –entre noviembre y junio- los materiales a trabajar en sus correos electrónicos (aunque también existe la modalidad de correo postal, para aquellas personas que prefieran el formato papel).

Sobre la importancia de profundizar en la Biblia, el sacerdote Vladimir Gregoriev, actual responsable para España de la Asociación de Fieles Koinonía Juan Bautista, en el siguiente audio nos explica que “a través de cada palabra de la Escritura me acerco al Señor y puedo comunicar con él, puedo entender lo que él quiere decirme personalmente para mi situación, como joven, estudiante, trabajador, padre, madre, catequista, etcétera, porque estudiando la Sagrada Escritura descubrimos una palabra viva que es capaz de transformar la vida real, de ayudarnos a llevar nuestras cargas, dándonos a cada uno la fuerza interior necesaria para lograr este cambio”.

 

 

No se trata de la primera ocasión en que la Koinonía Juan Bautista colabora con la Diócesis Compostelana: hasta Pontevedra se desplazaron sus miembros en abril de 2015, para impartir una de las ponencias del Máster de Nueva Evangelización; luego, en enero de 2018, dieron el “Curso Felipe” en Compostela, localidad a la que regresaron en marzo de 2019 como instructores del “Curso Testimonio”. Por otra parte, un nutrido grupo de personas de esta Diócesis acudió personalmente a Villardeciervos para recibir la formación del “Curso Pablo”, entre julio y agosto de 2018, así como la del “Curso Moisés”, en agosto de 2019.

El plazo de inscripción estará abierto hasta el domingo 25 de octubre. Puede formalizarse y encontrar más información en la página web www.koinoniajb.es/escuela-biblica/, o bien mediante el teléfono 980 655 907. No existe límite de edad, ni requiere de formación previa. Tampoco existe un coste específico, sino que se ha dejado este aspecto a la libre aportación que quiera y/o pueda hacer cada alumno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESCUELA BÍBLICA por correspondencia. ¡Apasiónate por la PALABRA DE DIOS!

La Delegación de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Santiago de Compostela, junto con la Koinonia Juan Bautista nos ofrece esta gran oportunidad de acercarnos al estudio de la Biblia por correspondencia.

El martes día 13 de octubre a las 19:00 h. en la Basílica de Santa María la Mayor en Pontevedra tendrá lugar la presentación de este curso.

Más información en  www.koinoniajb.es/escuela-biblica/

 

*La inscripción se realizará antes del 25 de octubre de 2020.

 

Reconocimiento al “Buen servicio de Escucha a personas que sufren”

Llegó el 30 de Septiembre de 2020 y con él la clausura de las XXV Jornadas de Humanización de la Salud en Valencia. Allí, nuestro Centro Diocesano de Escucha San Camilo de Pontevedra recibió, en la Quinta Edición de los Premios Humanizar que otorga el Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos en Tres Cantos, el premio por «el buen servicio de escucha a personas que sufren, desde una perspectiva solidaria y comunitaria», labor que viene desarrollando en nuestra Archidiócesis desde hace 3 años.

Recogió el premio D. Javier Porro, director de nuestro Centro de Escucha San Camilo y Delegado de Apostolado Seglar de la Archidiócesis compostelana. Hacemos nuestras sus palabras de agradecimiento y las compartimos con vosotros.

«En Galicia, al nacer allí nos dan un máster en duelo, muerte y vida eterna. Tenemos una «Costa da Morte», convivimos con la idea de la «Santa Compaña» y en unos acantilados sobre el mar abierto se alza San Andrés de Teixido, un santuario al que «vai de morto o que non foi de vivo».

Curiosamente hasta hace tres años no había ningún Centro de Escucha y para formarse sobre el tema de acompañamiento y escucha por duelo había que salir de nuestra comunidad autónoma. A partir del curso 2014-2015 empezamos a recibir la formación que nos ofrecían desde el Centro de Humanización de la Salud de Tres Cantos. Y surgieron personas, personas de Pontevedra, Vigo, Vilagarcía, Cambre, Santiago y otros lugares que se sintieron llamados a profundizar en estos temas. Y de ahí nació, por iniciativa de las Delegaciones de Pastoral de la Salud y de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Santiago de Compostela, el Centro de Escucha San Camilo, que aunque tiene su sede en Pontevedra, su ámbito de trabajo es toda la Archidiócesis de Santiago.

En estos tres años, además de atender a personas que sufren una pérdida por fallecimiento, que es nuestra especialidad, también los voluntarios del centro han organizado muchos cursos, contando con profesores del Centro de Humanización de la Salud. Hemos recorrido muchos kilómetros dando charlas, abriendo horizontes en ciudades y pueblos, en colegios y en asociaciones. También hemos hecho posible que muchos se beneficien de la Unidad Móvil de Intervención en Duelo que con frecuencia se desplazó hasta Galicia, recorriendo autovías y corredoiras.

Gracias por este premio, por este galardón. Gracias a mi Arzobispo que desde el primer momento respaldó este proyecto. Gracias a los voluntarios que hacen posible nuestro centro San Camilo en Pontevedra. Y gracias a Dios que ha suscitado el Centro de Humanización de la Salud y por todo lo que nos aporta en nuestro «Finisterre» gallego»

Junto con D. Javier Porro, asistió al acto D. Benito Rodriguez, del Centro de Escucha de Vigo. Ambos, por su sensibilidad ante el sufrimiento y su buen hacer pastoral, fueron los promotores de los Centros de Escucha de la Comunidad Gallega.

 

Fuente: centrodeescuchapontevedra.blogspot.com