Entradas

Disponible la Guia de Trabajo del Postcongreso de Laicos. “Hacia un Renovado Pentecostés”

En el mes de febrero de 2020 celebramos el Congreso de Laicos, “Pueblo de Dios en salida”. Este acontecimiento supuso un regalo del Espíritu; fuimos conscientes, como Pueblo de Dios (pastores, vida consagrada y laicos) de estar viviendo un renovado Pentecostés. El Congreso se planteó, desde sus inicios, no como un evento puntual, como un acontecimiento, sino como un proceso sinodal en tres etapas: fase precongresual, congreso y post-congreso. Nos encontramos en estos momentos en la tercera etapa del camino: el post­congreso. Esta nueva etapa sólo se entiende en continuidad con las fases anteriores. No partimos de cero, sino que tomando como referencia lo vivido y compartido, queremos ahora plantear un camino que ayude a acompañar y dinamizar el apostolado seglar, en este nuevo contexto actual, que viene marcado y determinado por el Covid-19. Un camino que tendrá como pilares la sinodalidad y el discernimiento, y que consistirá en ir profundizando, en los próximos años, en los cuatro itinerarios que han marcado la senda recorrida: Primer anuncio, Acompañamiento, Procesos formativos y Presencia en la vida pública.

Para ir recorriendo este camino juntos, de un modo sinodal, tomamos como referencia o punto de partida, las aportaciones que surgieron en el Congreso de Laicos y que hemos intentado reflejar en el libro: Hacia un renovado Pentecostés. Guía de Trabajo del Postcongreso de Laicos. Esta Guía de trabajo no es ni un boceto de plan pastoral ni un manual de uso para poner en práctica en nuestras comunidades, sino que se trata de un documento muy abierto que puede tomarse como referencia orientadora de la acción pastoral de nuestras Diócesis, Asociaciones y Movimientos. Su contenido nos ofrece nuevos caminos, pero no agota ni la creatividad ni la libertad a la hora de concretarlo en cada realidad.

Esta guía se puede adquirir rellenando la hoja de pedido (disponible aquí) y enviándola rellena a la dirección pedidos.editoriales@confererenciaepiscopal.es. Es importante que entendamos que esta Guía de Trabajo será un texto de referencia para nuestro laicado no sólo durante este curso, sino en los próximos años, y por eso merece la pena que todos los laicos de nuestros grupos tengan un ejemplar de ese documento. En la hoja de pedido también encontraréis la posibilidad de adquirir un suplemento, realizado por la Revista Ecclesia, con la versión final de las ponencias del Congreso de Laicos. Ambos textos, Guía de Trabajo y suplemento de las Ponencias son, indudablemente, no sólo memoria del Congreso de Laicos, sino referentes para continuar escribiendo la historia del laicado que peregrina en España y que desea hacer realidad, en esta hora de tantas incertidumbres, un renovado Pentecostés, guiados por el Espíritu Santo.

 

Fuente: pueblodediosensalida.com

Luis Manuel Romero: “El postcongreso de Laicos desea reavivar la vocación laical, abandonar el derrotismo y la tentación del clericalismo”

XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

 

Luis Manuel Romero Sánchez, Director de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida, explica lo acontecido en la XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar, que, bajo el título “Hacia un renovado Pentecostés”, se celebró el pasado 24 de octubre de 2020:

  • Esta nueva etapa tendrá como pilares la sinodalidad y el discernimiento y consistirá en ir profundizando, en los próximos años, en los cuatro itinerarios que han marcado la senda recorrida: el primer anuncio, el acompañamiento, los procesos formativos y la presencia en la vida pública
  • Se destaca que el discernimiento es la herramienta clave para que cada realidad eclesial sepa descubrir cómo llegar a ser iglesia en salida en las circunstancias actuales
  • Tenemos que pedir al Espíritu Santo imaginación y creatividad pastoral, para ser una Iglesia en salida que quiere abordar la evangelización desde el primer anuncio, crear una cultura del acompañamiento

 

| Luis Manuel Romero Sánchez*

El 24 de octubre se ha celebrado la Jornada Nacional de Apostolado Seglar, bajo el título “Hacia un renovado Pentecostés”, a la que han asistido en la doble modalidad de presencialidad y virtualidad 140 personas, Delegados de Apostolado Seglar y Responsables de Movimientos y Asociaciones Laicales.

 

Participantes presenciales en la XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

Participantes presenciales en la XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

 

Esta Jornada tenía como objetivo fundamental ser el punto de partida del postcongreso de laicos, en continuidad con el Congreso de Laicos, celebrado en el mes de febrero, en Madrid. Esta nueva etapa tendrá como pilares la sinodalidad y el discernimiento y consistirá en ir profundizando, en los próximos años, en los cuatro itinerarios que han marcado la senda recorrida: el primer anuncio, el acompañamiento, los procesos formativos y la presencia en la vida pública.

La referencia para seguir profundizando tanto en la sinodalidad y el discernimiento, como en los cuatro itinerarios, se encuentra en las aportaciones de los grupos de reflexión del Congreso, que quedan reflejadas en una Guía de trabajo, que se ha presentado en la Jornada.

Esta Guía de Trabajo contiene una primera parte, en la que, de un modo breve, se contextualizan las propuestas recibidas, tanto a nivel sociológico (la Covid-19), como a nivel eclesiológico (se ponen de relieve de nuevo los conceptos de vocación, comunión y misión).

 

Participantes virtuales en la XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

Participantes virtuales en la XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

 

A continuación, se insiste en la importancia de la sinodalidad, de que nos sintamos todos protagonistas en este deseo de ir renovando nuestras comunidades cristianas, desde la comunión y la corresponsabilidad. También se destaca que el discernimiento es la herramienta clave para que cada realidad eclesial sepa descubrir cómo llegar a ser iglesia en salida en las circunstancias actuales.

Luego, la Guía expone cuáles son las actitudes, procesos y proyectos que habría que potenciar en cada uno de los cuatro itinerarios y en las líneas temáticas que se profundizaron en el Congreso de Laicos.

Y finalmente, en la Guía aparece una propuesta metodológica, en la que se sugieren dos cosas concretas: a) crear Equipos de Trabajos de laicos en las diócesis para llevar a cabo la recepción y difusión de los contenidos del Congreso y establecer un plan de trabajo para ir concretando cada uno de las cuestiones en las realidades eclesiales; b) creación de un Consejo Asesor de Laicos a nivel nacional, formado principalmente por laicos, que sirva para ayudar a articular la puesta en marcha del postcongreso y la dinamización e impulso del laicado asociado y no asociado.

El Consejo Asesor de Laicos es un equipo de trabajo, formado por algunos obispos de la Comisión, el Director de la Comisión, Delegados representantes de las Provincias Eclesiásticas, movimientos, asociaciones, Foro de laicos, CONFER y otros. Este Consejo tiene una doble finalidad: a) coordinar los trabajos  para el desarrollo de las propuestas surgidas en el Congreso de Laicos y b) concretar los modos de acompañamiento de las Delegaciones de Apostolado Seglar, Movimientos y Asociaciones, en los próximos años.

 

XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

Participantes virtuales en la XLI Jornada Nacional de Apostolado Seglar 2020

 

Este modo de trabajo sinodal contribuiría a que el apostolado seglar en España tenga un proyecto común, una guía-marco, que tendrá cada realidad eclesial, desde el discernimiento, que ir concretando. En líneas generales, el post-congreso de laicos desea poner el acento en las siguientes actitudes: reavivar la vocación laical; conversión personal y comunitaria; cultivo del silencio y la oración; combatir el individualismo, abandonar el derrotismo y la tentación del clericalismo; reconocer el papel de la mujer en la Iglesia y el protagonismo de los jóvenes y la familia; disposición de escucha, cuidar el lenguaje, reforzar nuestra capacidad de empatía, acogida y diálogo.

En esta hora, en este nuevo, incierto y convulso tiempo, marcado por la pandemia y sus consecuencias, tenemos que pedir al Espíritu Santo imaginación y creatividad pastoral, para ser una Iglesia en salida que quiere abordar la evangelización desde el primer anuncio, crear una cultura del acompañamiento, fomentar la formación de los fieles laicos y hacernos presentes en la vida pública para compartir nuestra esperanza y ofrecer nuestra fe.

 

*Luis Manuel Romero Sánchez , Director de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida

 

Fuente: Religión Digital