Entradas

Abierto el plazo para matricularse en los Cursos formativos online 2021 de la Archidiócesis de Santiago

La Delegación de Medios de la Diócesis de Santiago de Compostela, el equipo de delegados de Catequesis de Galicia y la Escuela de Agentes de Pastoral de la Parroquia de Carballo organizan una nueva edición de los cursos de formación online dirigidos a los distintos agentes de pastoral (animadores bíblicos, catequistas, religiosas/os, y animadores litúrgicos), al profesorado de Religión, y en general a los laicos y laicas que estén interesados en iniciar y/o profundizar un proceso de formación en su fe y misión pastoral.

Temática

En esta ocasión son 9 los cursos ofertados. En una nueva edición, que se abrirá en septiembre, estarán disponibles nuevos temas, como el “Curso sobre gestión económica de la parroquia” coordinado por el ecónomo de la Diócesis de Santiago, Fernando Barros, o el “Curso sobre la reciente restauración en la Catedral de Santiago” coordinado por el canónigo y director de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo.

Los cursos disponibles actualmente son los siguientes:

  1. Curso base sobre Biblia (I)
  2. Curso base sobre Liturgia (I)
  3. Curso base de Catequética
  4. Curso sobre el Jubileo Compostelano
  5. Curso sobre Pastoral juvenil – pastoral de frontera
  6. Curso sobre La Alabanza de la Iglesia
  7. Curso básico sobre la Doctrina Social de la Iglesia
  8. Curso sobre Community Manager eclesial
  9. Curso sobre el uso de las Nuevas Tecnologías en la familia

Todos los cursos comienzan el 19 de marzo, Día de San José, y terminan el 30 de abril.

Metodología

Los cursos se realizan íntegramente por internet utilizando una plataforma sencilla, por lo que no es imprescindible tener conocimientos informáticos. Tan solo es necesario disponer de un pc, portátil o tablet con acceso a internet. La Plataforma se encuentra activa las 24 hs. del día, por lo cual cada persona puede acceder en el momento que tenga más libre para dedicarse a la formación.

Los cursos están organizados en Unidades Temáticas. Cada lunes se abrirá un tema nuevo para trabajar a lo largo de la semana. Al finalizar y aprobar el Curso se recibe un Certificado de Aprobación.

Inscripción

Son cursos completamente gratuitos.

Los cursos tendrán un máximo de 25 participantes, admitidos por orden de inscripción.

El plazo de matrícula se abre el lunes 1 de marzo y estará disponible hasta el lunes 15 de marzo.

El formulario de inscripción en el siguiente enlace

 

Desarrollo de los Cursos:

 

  • Curso base sobre Biblia (I)

Es la segunda parte del programa del curso base sobre Biblia continuando el iniciado el curso pasado. Es una introducción a la historia de la salvación. No se trata de un estudio intelectual de la Biblia, pero sí ofrece unos conocimientos bíblicos fundamentales. Vamos a poder descubrir que la Palabra de Dios, es un mensaje de amor para todos nosotros y camino de salvación. Nos va a permitir motivar a muchas personas a que conozcan a Cristo Jesús, lo comprendan y lo amen.

Coordinador: José García Gondar (párroco de la Unidad Pastoral de Carballo)

  • Curso base sobre Liturgia (I)

Es la segunda parte del programa del curso base sobre Liturgia continuando el iniciado el curso pasado. La Iglesia nos anima a tener una experiencia de Dios que encuentra en lo litúrgico-sacramental su fuente y cima. El objetivo de este curso es introducir al alumno en el contenido de la liturgia por la cual la Iglesia Católica, Cuerpo de Cristo, en unión con su Señor y Salvador, Jesucristo, ofrece el culto de alabanza y acción de gracias al Padre por la santificación del mundo, cumpliendo su mandato. Este curso nos ayudará a conocer, profundizar y a vivir la liturgia de una manera más consciente y activa.

Coordinador: José García Gondar (párroco de la Unidad Pastoral de Carballo)

  • Curso base de Catequética

Este curso nos invita a pensar sobre el quehacer de la catequesis: el entorno en el que se realiza, las personas a las que se dirige, el mensaje que transmite, el modelo y el método pedagógico, la figura del catequista y la finalidad que se pretende. Esta reflexión está muy vinculada a los cambios que se producen en el campo de la sociedad, de la Iglesia y de la propia catequesis; y tiene, además, una orientación práctica, pues ofrece elementos para la programación y realización de la acción catequética.

Coordinador: José Vidal (Vicario de Enseñanza de la Diócesis de Tui-Vigo)

  • Curso sobre el Jubileo Compostelano

El Año Compostelano tiene primordialmente una finalidad religiosa. En este sentido el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, nos exhorta a hacer una lectura católica de la peregrinación a Compostela, del Camino de Santiago y del Jubileo. Este curso nos ayudará a conocer, profundizar y a preparar el Jubileo Compostelano 2021-2022.

Coordinador: José Fernández Lago (Deán de la Catedral de Santiago de Compostela)

  • Curso sobre Pastoral juvenil – pastoral de frontera

¿Cuándo Jesús hablaba a sus discípulos de dejar las redes y seguirle se refería a las redes sociales? ¿Facebook, Twitter, Instagram…? En este curso nos adentraremos en la GENERACIÓN Z. La primera generación de la historia que VIVE en las redes. ¿Cómo son los jóvenes de hoy? ¿Cómo acercarme a ellos? ¿cómo hacerles llegar el evangelio de Jesús? En 5 sesiones muy prácticas nos adentraremos en su realidad y sus vivencias. Abriendo posibles caminos a través de los cuales hablarles de Jesús y provocar una experiencia de encuentro con Él. Si quieres ahondar en el conocimiento de tus jóvenes y llevarlos a Jesús esperamos serte útiles.

Coordinador: Javier García Rodríguez (Delegado de Pastoral de Infancia y Juventud de la Diócesis de Santiago de Compostela)

  • Curso sobre La Alabanza de la Iglesia

Es un curso sobre la Liturgia de las Horas (pensado como una continuación del de Espiritualidad litúrgica, aunque no sea necesario haberlo hecho para poder hacer a éste) lo que pretende es ayudarnos a descubrir el inmenso tesoro que tenemos por ser cristianos, por ser bautizados, de orar unidos a la Voz de la Iglesia que, en Cristo, eleva su canto de alabanza y acción de gracias a Dios Padre por medio del Espíritu. Que amemos y gocemos orando (¿Cómo alabar sin alegría?). Su metodología y presentación de los temas tiene un marcado estilo directo y narrativo. Lo que se desea es ofrecer y propiciar vida sin descuidar el contenido contrastado con la doctrina de la Iglesia y el acceso directo a los textos. Conoceremos la evolución de la oración pública de la Iglesia, el sentido y estructura de cada Hora, sus fundamentos teológicos, etc. Por último, señalar que hemos intentado explicar los conceptos de modo que pueda entenderlos quien se acerque por vez primera a este ámbito, y, a la vez, quisiéramos haber logrado que, quien ya esté familiarizado con la Liturgia de las Horas, pueda ampliar sus conocimientos y, sobre todo, profundizar en su vivencia.

Coordinadora: Sor Almudena Vilariño (monja Benedictina del Monasterio de San Paio de Antealtares de Santiago)

  • Curso básico sobre la Doctrina Social de la Iglesia

Es un curso a través del cual se nos invita a acercarnos a los principios fundamentales de la Doctrina Social de la Iglesia, partiendo de sus fuentes, haciendo un recorrido por su historia y familiarizándonos con sus más conocidos artífices e impulsores. No se trata de un estudio exhaustivo, sino de una toma de contacto con una parte de la enseñanza de la Iglesia tan importante, pero a la vez, quizá tan desconocida para muchos cristianos. Recurrir a ella siempre ha sido conveniente, pero más si cabe en nuestros días, a causa de los planteamientos que actualmente se están dando a nivel económico, político, social y cultural. Por eso, es fundamental conocerla, difundirla y aprender a tomarnos en serio nuestra propia vocación de constructores de la sociedad. Somos llamados a transformar el mundo y la evangelización se nos vuelve una tarea necesaria. Como bautizados y testigos de Jesucristo, debemos vivir nuestra espiritualidad no en abstracto, sino de una forma real e histórica en los ámbitos en los que se desarrolla nuestra vida: la familia, el trabajo, la economía, la política, la cultura… A lo largo de los diversos puntos tratados en este curso, el alumno irá descubriendo el horizonte de una teología moral social suyo fin primordial es orientar, desde los principios de la fe cristiana, los criterios morales aplicados a la sociedad y a las relaciones entre las personas, las comunidades y los estados.

Fátima Romar Vázquez, (Trabajadora social de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela)

  • Curso sobre Community Manager eclesial

Consciente de la importancia de los medios de comunicación y su gestión eficaz, la Iglesia insiste en sus documentos oficiales en la necesidad de una presencia y actuación eclesiales más activas y fructíferas en el ámbito de las redes sociales con vistas a la evangelización, y una nueva evangelización, cuyo destinatario es el hombre, ser narrador por naturaleza y necesitado de historias tejidas con amor

Coordinadores: Manuel A. Blanco (Delegado de Medios de la Diócesis de Santiago) y Anxo Pazos (colaborador con la Delegación de Medios de la Diócesis de Santiago)

  • Curso sobre el uso de las Nuevas Tecnologías en la familia

El papel de la familia es clave para la prevención de las adicciones. En la actualidad los niños y adolescentes se comunican a través de Whatsapp, Twitter o Facebook… o navegan por internet con desconocimiento de los peligros que el mal uso de estas plataformas puede ocasionar. Paralelamente, muchos padres se encuentran con poca información, con falta de criterios a la hora de establecer unas normas, etc. En esta Escuela, las familias encontrarán instrumentos para fortalecer el papel como padre o madre en la educación de los hijos ante situaciones de riesgo, como las de los usos problemáticos con las nuevas tecnologías, así como estrategias sobre su prevención.

Coordinador: Manuel Ángel García Gómez (experto en Nuevas Tecnologías)

 

Fuente: archicompostela.es

Comenzó como un Congreso de Laicos y terminó siendo un congreso de todo el Pueblo de Dios

 

Un congreso que comenzó siendo un Congreso de Laicos terminó siendo un congreso de todo el Pueblo de Dios. Estas palabras resonaron con hondura y agradecimiento la tarde del viernes 19 de febrero en el encuentro virtual en el primer aniversario del Congreso de Laicos «Pueblo de Dios en Salida». Con la moderación de Ana Medina, directora del programa Periferias de TRECE y portavoz de la diócesis de Málaga, participaron esa tarde: Luis Argüello, secretario general de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Valladolid; Isaac Martín, delegado diocesano de Apostolado Seglar de Toledo; Pilar Rodríguez-Carretero, responsable nacional de Jóvenes de Cursillos de Cristiandad; David Roces, joven de ACG de Oviedo; e Isabel García, miembro de Vida Ascendente.

 

Preguntados por las sorpresas del Congreso, Isabel García citó la organización, los voluntarios, la sencillez de los obispos, las Eucaristías, la Vigilia: «Y que éramos y formábamos una comunión en esta Iglesia». Por su parte, Luis Argüello ha destacado la experiencia como «un verdadero acontecimiento eclesial», allí se reunió la prácticamente la totalidad de las Iglesias que peregrinan en España: «Todos hemos sido desbordados por esto que parece que lo damos por supuesto: y que la Iglesia es comunión. Siendo un congreso de laicos ha sido un congreso esclesial», ha indicado recordando que allí se encontraron obispos, presbíteros, consagrados y laicos. La alegría del secretario general quedó bien clara al terminar esta intervención diciendo: «Viva la Iglesia».

 

Isabel García

Luis Argüello

.

Un hito en nuestro Iglesia

Para Isaac Martín, este Congreso «ha supuesto un hito para nuestra iglesia, no tanto por la importancia de que los laicos vivamos nuestra vocación en plenitud sino desde la perspectiva de sentirnos miembros del Pueblo de Dios». «Para mí la clave fue que comenzó siendo un congreso de laicos y terminó siendo un congreso de todo el Pueblo de Dios», ha indicado, además de compartir que para él personalmente el Congreso supuso una llamada a vivir su fe con más radicalidad

 

Isaac Martín

 

Cada uno de los participantes fue citando algún aspecto a destacar del Congreso vivido hace un año. Isabel García destacó la comunión que se respiraba, Pilar Rodríguez-Carretero, la importancia de transmitir a Dios desde la música; Isaac Martín, la sinodalidad en vivo y en directo; David la Vigilia con el testimonio de Carlos García de Andoin; y Luis Argüello, la Eucaristía con esa capacidad que tiene de generar asombro y los medios sencillos con los que se vivió.

 

Pilar Rodríguez Carretero

David Roces

 

¿Sueño o realidad?

Ana Medina lanzó la pregunta sobre si fue un sueño o fue reflejo de una realidad eclesial. Y para Isaac Martín no fue un espejismo sino que «lo experimentamos en nuestro corazón. «¿No sigue ardiendo en nuestro corazón? ¿No ardía nuestro corazón cuando experimentábamos todo esto? ¿No sigue ardiendo por ejemplo hoy cuando lo estamos reviviendo?», se ha preguntado.

Por su parte, Luis Argüello se formuló qué quiere Dios de nosotros y ha señalado la importancia de la guía del poscongreso como un instrumento de comunión y de discernimiento. «Los laicos son conscientes de que su vocación es vivir la caridad política, los curas tenemos que ser conscientes de que nuestra vocación es vivir la caridad pastoral y los consagrados, que su vocación es una especial entrega en la vivencia de un carisma», ha expresado.

 

Ana Medina

.

Frutos del Congreso

David Roces recordó que durante la pandemia hubo muchas personas que descubrieron su presencia pública de otra manera: acompañando en la soledad de tantas personas, sustituyendo a voluntarios de Cáritas de más edad, con las reuniones virtuales o aprendiendo a manejar un ordenador. «El Congreso nos ha hecho leer la realidad en la que vivimos ahora».

Por su parte, Pilar Rodríguez ha señalado que aunque la covid está siendo dura, lo vivido en el Congreso ayuda al hoy: el estar atentos a los signos de los tiempos, revitalizar la Iglesia, dar respuestas de hoy. Así también se ha expresado Isaac Martín al indicar que el Congreso nos ha preparado mejor para vivir las situaciones que vivimos. «¿No es más necesario que nunca anunciar a Jesucristo en este momento de incertidumbre a las personas que necesitan de ese apoyo? ¿No es preciso acompañar a los hombres y mujeres en estos momentos para transmitirles el testimonio de fe? ¿No es necesario a través de la formación vincularnos más fuertemente a Jesucristo? Y en el contexto de crisis social y económica que estamos viviendo, ¿no es necesario que nuestra presencia en la vida pública sea aún mayor?», se ha preguntado. Además, ha asegurado que en este tiempo de pandemia «hemos percibido la centralidad de los cuatro itinerarios, la actualidad de todo lo vivido y la providencialidad. Como si todo el Congreso nos estuviera preparando para vivir lo presente».

Solidaridad, soledad y silencio

Además, Isabel, destacó tres palabras que empiezan con “ese”: la solidaridad, la soledad y el silencio interior. De la solidaridad ha indicado que es «un fruto de todo este tiempo de la pandemia que hemos visto en vecinos, mayores y pequeños». De la soledad de nuestros mayores, ha destacado la necesidad que tienen de visitas, acompañamiento, diálogos. Y del silencio interior ha señalado la importancia de encontrarse con las personas que se quiere en la oración y la reflexión.

 

Carlos Escribano

 

Por último, el presidente de la Comisión Episcopal de los Laicos, Familia y Vida, Carlos Escribano, ha valorado el recuerdo del Congreso de Laicos y le ha llenado de «responsabilidad pensando en el presente y en el futuro». Tenemos puestas las bases y en las diócesis españolas se respira ganas de la tarea de evangelización, ha indicado, destacando que «vamos a vivir una primavera en el laicado en España y en nuestra acción evangelizadora en los próximos años».

 

 

Noticia extraida de revistaecclesia.com

Video: “Un año después del Congreso de Laicos”

La Comisión Episcopal de Laicos, Familia y Vida ha publicado un nuevo vídeo coincidiendo con el I aniversario de la clausura del Congreso de Laicos “Pueblo de Dios en Salida”.

 

 

En este vídeo podemos ver imágenes de los días en el Congreso de Laicos intercaladas con afirmaciones de lo que desde la Comisión de Laicos, Familia y Vida se ha conseguido en este año, conjuntamente con la Diócesis, Movimientos y Asociaciones Laicales. Teniendo en cuenta que estamos llamados a ser una Iglesia en salida en este contexto de pandemia

 

 

Algunos de estos logros son la edición de la Guía de Trabajo del Poscongreso de Laicos con todas las aportaciones, la constitución del Consejo Asesor de Laicos a nivel nacional, además que se están impulsando las reuniones de delegaciones entre las provincias eclesiásticas. Por otro lado, los congresistas se han reunido para reflexionar sobre lo vivido en el congreso y han creado grupos de poscongreso con más laicos, se han celebrado decenas de Encuentros Diocesanos de Laicos por toda España y muchas diócesis han incluido en sus planes diocesanos de pastoral el trabajo del poscongreso dando protagonismo y voz a los laicos. También los movimientos y asociaciones se han puesto manos a la obra impulsando el poscongreso en todas sus actividades. Y, por último, la página web pueblodediosensalida.com se ha convertido en un referente de actividades del laicado en España, recogiendo gran cantidad de noticias y haciendo eco a los medios de comunicación diocesanos y nacionales.

 

También con motivo del I aniversario del Congreso de Laicos, la Comisión Episcopal de Laicos Familia y Vida ha organizado un Encuentro Virtual con el título “Revivir el Congreso para reavivar el proceso” el próximo 19 de febrero a las 19.00h. Puedes consultar más información haciendo click aquí.

 

Fuente: www.pueblodediosensalida.com

“Revivir el Congreso para reavivar el proceso”.- Encuentro virtual por el aniversario de #Laicos2020

Este mes de febrero es el aniversario de la Celebración del Congreso de Laicos 2020. Un año después, el trabajo por parte de las diócesis, movimientos y asociaciones laicales, ha sido incansable promoviendo e impulsando el post-congreso entre sus realidades.

Encuentro virtual

Por ello la Comisión Episcopal de Laicos, Familia y Vida de la CEE organiza un encuentro virtual con el título “REVIVIR EL CONGRESO PARA REAVIVAR EL PROCESO”  para el viernes 19 de febrero.

En este acto participarán Mons. Luis Argüello. secretario general de la CEE y obispo auxiliar de Valladolid;  Isaac Martín, delegado de Apostolado Seglar de Toledo, miembro de la comisión ejecutiva y de contenidos del Congreso de Laicos y del Consejo Asesor de Laicos; la joven cordobesa Pilar Rodríguez-Carretero, responsable Nacional de Jóvenes de Cursillos de Cristiandad y miembro de la comisión ejecutiva y de logística y organización del Congreso de Laicos; David Roces, joven de Acción Católica General de Oviedo; e Isabel García, miembro de Vida Ascendente. El encuentro será presentado y moderado por la malagueña Ana Medina, periodista de TRECE TV.

Revivir el Congreso de Laicos para reavivar el proceso

El encuentro será a las 19.00 horas del viernes 19 de febrero, es gratuito, pero es necesario registrarse haciendo click aquí.

Cartel del encuentro

Video «Así se hizo el Congreso de Laicos»

También la Comisión Episcopal de Laicos, Familia y Vida de la CEE han publicado un vídeo con la técnica fast motion (cámara rápida) donde se puede disfrutar del montaje y desarrollo del Congreso de Laicos celebrado en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid del 14 al 16 de febrero.

El jueves 13 de febrero de 2020 comenzó el montaje del Congreso de Laicos por los operarios en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid, aunque desde hacía varios meses la comisión de logística y organización llevaba trabajando sobre planos y soñando la infraestructura que finalmente los más de 2.000 congresistas pudieron ver y disfrutar durante esos días. También la comisión de contenidos, trabajó durante meses los contenidos y formación, buscando a los ponentes y talleristas que pudieran dar a conocer su experiencia y testimonio para ayudar a impulsar al Pueblo de Dios en Salida en sus cuatro itinerarios.

El trabajo de todas estas personas durante tanto tiempo, se vio recompensado y hecho realidad durante los días 14, 15 y 16 de febrero. El viernes 14 con la acogida, apertura, ponencia inicial y la vigilia de oración. El sábado 15 con la eucaristía, trabajo en grupos por itinerarios con las ponencias, experiencias, testimonios y reflexión, y con el concierto del sábado noche. Y por último el domingo 16 con la ponencia final y la eucaristía de envío. Todos estos instantes son los que se pueden ver en el siguiente vídeo, los diferentes momentos que como “hormiguitas” se ven a todos los congresistas, obispos, voluntarios, músicos, ponentes, talleristas, staff, contenidos, periodistas y todos los que hicieron posible el Congreso de Laicos “Pueblo de Dios en Salida”.

 

.

¡Una última sorpresa!

Próximamente publicarán la tercera acción que van a desarrollar. Por ello te animamos a que estés pendiente a su página web: www.pueblodediosensalida.com y a sus redes sociales en FacebookTwitterYouTube e Instagram.

 

 

Fuente: pueblodediosensalida.com y conferenciaepiscopal.es

“Chamada a liberación” por Alfredo Losada na Revista Diocesana “Barca de Santiago” nº 40.

Dentro da sección Seglares na Revista Diocesana “Barca de Santiago” nº40, o noso subdelegado de Apostolado Seglar Alfredo Losada escribiu o artículo en relación cos laicos e co Xubileu: “Chamada a liberación”, no que nos invita a todas as persoas a colaborar e participar neste año do Xubileu para que comece a realizarse a salvación segundo a vontade de Deus para todos, e para iso é necesario poñernos en camiño desde as nosas comunidades parroquiais, loitando por situar á persoa no centro da vida.

 

Chamada á liberación

 

É sabido que o lema do Xubileu Compostelán é “Sal de tu tierra”. Cando, cara a onde e con que medios as persoas se poñen en camiño (“saír”) é algo sobre o que poden testemuñar moitos peregrinos.

Pero quizais os seglares da nosa diocese, ao sermos polo xeral máis acolledores que camiñantes, debamos sentirnos máis interpelados pola acepción da primeira palabra do lema do Ano Santo: ser “SAL” na nosa terra.

De aí que xa o Concilio Vaticano II insistira en que os laicos vivimos “en todos e cada un dos deberes e ocupacións do mundo, e nas condicións ordinarias da vida familiar e social” ” (LG 31)[1], estando “chamados a facer presente e operante á Igrexa naqueles lugares e circunstancias en que só pode chegar a ser sal da terra a través deles” (LG 33)[2].

O ano do xubileu non é soamente cousa de Deus ou de quen o proclamou, senón que neste xubileu pídesenos a todas as persoas colaborar e participar, para que comece a realizarse a salvación segundo a vontade de Deus para todos. E cal é a vontade de Deus? Fíxose carne en Xesús de Nazaret e o expresa o profeta: romper as cadeas inxustas, liberar aos oprimidos, romper todo xugo, repartir o teu pan co famento, acoller na túa casa aos pobres sen pobo, vestir ao espido (Cf. Is 58, 6-7).

Como facer iso? A tentación dos cristiáns segue a ser “separar a fe dos diversos ámbitos da vida: familia, profesión, economía, política..” (CLIM 146)[3], pero non cabe dúbida que os laicos e laicas somos “os novos samaritanos, protagonistas da nova evanxelización” (CLIM 148), capacitados para construír “un camiño de fraternidade, local e universal, só percorrido por espíritos libres e dispostos a encontros reais”[4].

Quizais neste punto poidamos sacar proveito de dous dos itinerarios claves do PosCongreso do laicado de febreiro de 2020 “Pobo de Deus en saída”[5]: Primeiro Anuncio e Acompañamento.

Sermos nos ambientes de traballo Primeiro anuncio dun Deus que non quere que haxa persoas que morren cando están a traballar (“é atentado á vida a morte no traballo por non respectar as mínimas condicións de seguridade”[6]) ou ser anuncio de “que a ninguén lle falte o traballo e que todos sexan xustamente remunerados e poidan gozar da dignidade do traballo e a beleza do descanso”[7].

E ao mesmo tempo, facer Acompañamento a quen está a sufrir, a quen non ten emprego, a quen ten unha vivenda precaria, a quen non chega a fin de mes. Porque “se a música do Evanxeo deixa de vibrar nas nosas entrañas, perderiamos a alegría que brota da compaixón, a tenrura que nace da confianza, a capacidade de reconciliación que atopa a súa fonte en sabernos sempre perdoados‒enviados (…) apagariamos a melodía que nos desafiaba a loitar pola dignidade de todo home e muller (…). Para nós, ese manancial de dignidade humana e de fraternidade está no Evanxeo de Xesucristo.” (FT 277)[8].

Poñámonos en camiño desde as nosas comunidades parroquiais, loitando por situar á persoa no centro da vida.

 

Alfredo Losada
Subdelegado de Apostolado Seglar
Archidiócese de Santiago de Compostela

 

[1]    Lumen Gentium, 31: http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_const_19641121_lumen-gentium_sp.html

[2]    Lumen Gentium, 33.

[3]    Cristianos laicos, Iglesia en el mundo, 146: https://aseglar.archimadrid.es/documentos/LOSCRISTIANOSLAICOS.pdf

[4]    Fratelli tutti, 50: http://www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.html

[5]    Para máis información: https://www.pueblodediosensalida.com/

[6]    Discurso de Francisco, 30 maio 2015: http://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/may/documents/papa-francesco_20150530_associazione-scienza-vita.html

[7]    Homilía de Francisco, 1 maio 2020: http://www.vatican.va/content/francesco/es/cotidie/2020/documents/papa-francesco-cotidie_20200501_illavoro-primavocazione-delluomo.html

[8]    Fratelli tutti, 277.

 

 

 

 

Constituido el Consejo Asesor de Laicos de la CEE

«Un motivo de esperanza para la Iglesia»

El pasado sábado, 18 de diciembre, en un encuentro celebrado en formato mixto, presencial y online, se constituyó el Consejo Asesor de Laicos, órgano que tiene encomendada la labor de impulsar la fase postcongresual del proceso abierto con motivo del Congreso de Laicos celebrado en Madrid el pasado mes de febrero.

En sus palabras de bienvenida, D. Luis Argüello, obispo auxiliar de Valladolid y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, manifestó que la creación de este Consejo es “un motivo de esperanza para la Iglesia española” en un contexto socio-político complejo, que hace imprescindible que todos los miembros del Pueblo de Dios y, particularmente, los fieles laicos, vivamos la Doctrina Social de la Iglesia y nos hagamos presentes en la vida social y política española.

El apoyo a la vocación laical

En esta misma línea, D. Carlos Escribano, arzobispo de Zaragoza y Presidente de la Comisión para los Laicos, Familia y Vida, calificó la constitución del Consejo como de “hito importante” en el camino marcado por el Congreso de Laicos, en tanto que le corresponde determinar cómo facilitar la recepción del mismo en las Diócesis, asociaciones y movimientos. Insistió especialmente en la necesidad e importancia de encontrar entre todos una dinámica metodológica adecuada que permita articular las diferentes propuestas planteadas y recogidas en la Guía de Trabajo para el Postcongreso e ir profundizando en los cuatro itinerarios –primer anuncio, acompañamiento, procesos formativos y presencia en la vida pública– que marcarán los trabajos de los próximos años para potenciar la vivencia de la vocación laical.

Como indicó D. Luis Manuel Romero, Director de la Comisión para los Laicos, Familia y Vida, este Consejo es uno de los primeros frutos del Congreso de Laicos y una clara expresión de la sinodalidad vivida durante todo el proceso, que se mantendrá igualmente en la fase postcongresual, puesto que de él forman parte pastores –los Obispos de la Comisión y sus Directores de Comisión y Subcomisiones–, representantes de la vida consagrada y, sobre todo, laicos de las 14 provincias eclesiásticas españolas y de los movimientos y asociaciones a nivel nacional. Entre los laicos elegidos está D. Alfredo Losada, subdelegado de la Delegación de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Santiago de Compostela.

En la ronda de presentación de los 24 miembros (12 estuvieron presentes y 12 se conectaron online), éstos expresaron cómo afrontaban el reto de formar parte de este importante órgano integrado formalmente en la estructura de la Comisión para los Laicos, Familia y Vida. Las palabras más repetidas fueron esperanza, ilusión, apertura, diálogo, alegría, responsabilidad, gratitud, comunión, pasión, confianza, servicio, si bien no faltaron otras como incertidumbre, por la situación que estamos viviendo.

 

Objetivos de la «Iglesia de Dios»

La sesión se dedicó a presentar los objetivos y dinámica de funcionamiento del Consejo y, principalmente, a compartir reflexiones sobre cómo comenzar a articular los trabajos del postcongreso. En concreto, se debatió acerca de la metodología a seguir, así como la dinámica de trabajo, insistiendo en las dos claves de todo el proceso –sinodalidad y discernimiento– y en la importancia de partir del camino ya recorrido, reflejado en los diferentes documentos que han servido de base en las distintas fases del proceso. Finalmente, se fijó el calendario de reuniones, que serán intensivas en los próximos meses con el fin de plantear a la mayor brevedad posible una propuesta realista de trabajo.

En definitiva, con este Consejo, en palabras del Papa Francisco en su mensaje a los congresistas, se empieza a escribir una nueva “página en blanco” que tratará de ayudarnos a todos los miembros del Pueblo de Dios a no tener miedo “de patear las calles, de entrar en cada rincón de la sociedad, de llegar hasta los límites de la ciudad, de tocar las heridas de nuestra gente”, pues, no en vano, “esta es la Iglesia de Dios”.

 

Fuente: pueblodediosensalida.com

Disponible la Guia de Trabajo del Postcongreso de Laicos. “Hacia un Renovado Pentecostés”

En el mes de febrero de 2020 celebramos el Congreso de Laicos, “Pueblo de Dios en salida”. Este acontecimiento supuso un regalo del Espíritu; fuimos conscientes, como Pueblo de Dios (pastores, vida consagrada y laicos) de estar viviendo un renovado Pentecostés. El Congreso se planteó, desde sus inicios, no como un evento puntual, como un acontecimiento, sino como un proceso sinodal en tres etapas: fase precongresual, congreso y post-congreso. Nos encontramos en estos momentos en la tercera etapa del camino: el post­congreso. Esta nueva etapa sólo se entiende en continuidad con las fases anteriores. No partimos de cero, sino que tomando como referencia lo vivido y compartido, queremos ahora plantear un camino que ayude a acompañar y dinamizar el apostolado seglar, en este nuevo contexto actual, que viene marcado y determinado por el Covid-19. Un camino que tendrá como pilares la sinodalidad y el discernimiento, y que consistirá en ir profundizando, en los próximos años, en los cuatro itinerarios que han marcado la senda recorrida: Primer anuncio, Acompañamiento, Procesos formativos y Presencia en la vida pública.

Para ir recorriendo este camino juntos, de un modo sinodal, tomamos como referencia o punto de partida, las aportaciones que surgieron en el Congreso de Laicos y que hemos intentado reflejar en el libro: Hacia un renovado Pentecostés. Guía de Trabajo del Postcongreso de Laicos. Esta Guía de trabajo no es ni un boceto de plan pastoral ni un manual de uso para poner en práctica en nuestras comunidades, sino que se trata de un documento muy abierto que puede tomarse como referencia orientadora de la acción pastoral de nuestras Diócesis, Asociaciones y Movimientos. Su contenido nos ofrece nuevos caminos, pero no agota ni la creatividad ni la libertad a la hora de concretarlo en cada realidad.

Esta guía se puede adquirir rellenando la hoja de pedido (disponible aquí) y enviándola rellena a la dirección pedidos.editoriales@confererenciaepiscopal.es. Es importante que entendamos que esta Guía de Trabajo será un texto de referencia para nuestro laicado no sólo durante este curso, sino en los próximos años, y por eso merece la pena que todos los laicos de nuestros grupos tengan un ejemplar de ese documento. En la hoja de pedido también encontraréis la posibilidad de adquirir un suplemento, realizado por la Revista Ecclesia, con la versión final de las ponencias del Congreso de Laicos. Ambos textos, Guía de Trabajo y suplemento de las Ponencias son, indudablemente, no sólo memoria del Congreso de Laicos, sino referentes para continuar escribiendo la historia del laicado que peregrina en España y que desea hacer realidad, en esta hora de tantas incertidumbres, un renovado Pentecostés, guiados por el Espíritu Santo.

 

Fuente: pueblodediosensalida.com

Don Julián escribe unha carta a todos os diocesanos na Solemnidade de Todos os Santos

Camiño da santidade

 

Queridos sacerdotes, membros de vida consagrada e laicos:

Na Solemnidade de Todos os Santos diríxome para saudarvos con fraternal e pastoral afecto. Neste día celebramos o misterio da comuñón dos santos lembrando que creron o que nós cremos, esperaron o que nós esperamos e agora únenos a caridade que sempre permanece, animándonos a seguir no camiño á meta. Lémbrasenos a nosa vocación á santidade: “O Señor pídeo todo, e o que ofrece é a verdadeira vida, a felicidade para a cal fomos creados”[1]. Celebrar a todos os santos e lembrar aos defuntos é boa ocasión para animar cristianamente a peregrinación á Cidadanía celestial.

Novamente por causa da pandemia vémonos envolvidos nunhas circunstancias que aínda que talvez esperadas, están a condicionar nosas prácticas e formas pastorais pero ofrécennos retos e posibilidades que temos que afrontar. O risco pode ser que caiamos no abafo e no desánimo, na indiferenza e no esgotamento. Non nos é fácil o reunirnos para a celebración dos retiros, dos exercicios espirituais e dos encontros de formación nos que sempre nos agrada comunicarnos os uns cos outros. Botamos en falta unha participación maior nas celebracións litúrxicas. Ábrense novos camiños para a catequese de nenos e novos. Dámosnos/Dámonos conta de que xa non nos vale aquilo de pensar que sempre se fixo así. É necesario buscar alternativas e solucións con optimismo.

É tempo de discernimiento que podemos desenvolver coa oración, a reflexión, a lectura espiritual e o consello. Isto evitaranos estar a mercé das ocorrencias de cada momento. Dinos o papa Francisco: “Unha condición esencial para o progreso no discernimiento é educarse na paciencia de Deus e nos seus tempos, que nunca son os nosos. O non fai caer lume sobre os infieis (cf. Lc 9,54), nin permite aos celosos arrincar a cizaña que crece xunto ao trigo (cf. Mt 13,29). Tamén se require xenerosidade  porque hai máis dita en dar que en recibir (cf. Hch 20,35). Non se discierne  para descubrir que máis lle podemos sacar a esta vida, senón para recoñecer como podemos cumprir mellor a misión que se nos confiou no Bautismo, e isto implica estar dispostos a renunciar ata dalo todo”[2].

Como vos escribía en marzo pasado, necesitamos acompañar e sentirnos acompañados, axudándonos os uns aos outros, material e espiritualmente, orando intensamente e avivando a esperanza cristiá. Temos moi presentes a quen está afectados polo coronavirus ou outras enfermidades que ante a pandemia pode dar a impresión de que quedan un pouco marxinadas.

O teléfono e os medios telemáticos axúdannos a manter ese contacto dos uns cos outros, convertendo a distancia en proximidade e animando a nosa fraternidade para non perdernos en nós mesmos. Termino dicíndovos que como o voso pastor necesítovos a todos e téñovos moi presentes na miña oración encomendándovos á Providencia divina coa intercesión de Santa María e o patrocinio do apóstolo Santiago.

Saúdavos con fraternal afecto e bendí no Señor.

+Julián Barrio Barrio,
Arcebispo de Santiago de Compostela

 

[1] FRANCISCO, Exhortación Apostólica Gaudete et exultate, 1.

[2] Ibid., 174.

 

Versión en castelán

 

Fuente: Archicompostela.es

Nace un Consejo de Laicos para la Iglesia española

  • El apostolado seglar apuesta por una “nueva etapa” y ya está en marcha una Guía de Trabajo sobre la que orbitará toda la acción y la reflexión

El pasado 24 de octubre se celebró en Madrid la Jornada Nacional de Apostolado Seglar, convocada por la Conferencia Episcopal y que, bajo el título ‘Hacia un renovado Pentecostés’, cumplía su 41ª edición. Debido a las restricciones impuestas por la pandemia, los 140 participantes (delegados de Apostolado Seglar y responsables de movimientos y asociaciones laicales) lo hicieron presencial o virtualmente.

Luis Manuel Romero Sánchez, director de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida, explica a Vida Nueva que “esta jornada tenía como objetivo fundamental ser el punto de partida del postcongreso, en continuidad con el Congreso de Laicos de febrero en Madrid”. Una “nueva etapa” que tendrá “como pilares la sinodalidad y el discernimiento y que consistirá en ir profundizando, en los próximos años, en los cuatro itinerarios que han marcado la senda recorrida: el primer anuncio, el acompañamiento, los procesos formativos y la presencia en la vida pública”.

Con las aportaciones de los grupos

Para concretar este afán, la base de acción sigue estando “en las aportaciones de los grupos de reflexión del Congreso, que quedan reflejadas en una Guía de Trabajo que se ha presentado en la jornada”. Un documento que “contiene una primera parte en la que, de un modo breve, se contextualizan las propuestas recibidas, tanto a nivel sociológico (bajo el impacto del coronavirus) como eclesiológico (se ponen de relieve de nuevo los conceptos de vocación, comunión y misión)”.

“A continuación –ahonda Romero–, se insiste en la importancia de la sinodalidad, de que nos sintamos todos protagonistas en este deseo de ir renovando nuestras comunidades cristianas, desde la comunión y la corresponsabilidad. Y también se destaca que el discernimiento es la herramienta clave para que cada realidad eclesial sepa descubrir cómo llegar a ser Iglesia en salida en las circunstancias actuales”.

Propuesta metodológica

El tercer bloque de la Guía busca “exponer cuáles son las actitudes, procesos y proyectos que habría que potenciar en cada uno de los cuatro itinerarios”. Para, finalmente, cerrar el documento con “una propuesta metodológica en la que se sugieren dos cosas concretas: la primera, crear equipos de trabajo de laicos en las diócesis para llevar a cabo la recepción y difusión de los contenidos del Congreso y establecer un plan de trabajo para concretar cada cuestión a las realidades eclesiales; la segunda, la creación de un Consejo Asesor de Laicos a nivel nacional, formado principalmente por seglares, y que sirva para ayudar a articular la puesta en marcha del postcongreso y la dinamización e impulso del laicado”.

Este Consejo Asesor de Laicos lo conformarán “algunos obispos de la Comisión, el director de la misma y delegados representantes de las Provincias Eclesiásticas, movimientos, asociaciones, Foro de Laicos, CONFER y otros”. Una propuesta de “proyecto común” para el laicado español y que tendrá “una guía-marco para cada realidad eclesial, desde el discernimiento y la concreción”.

Un movimiento realmente vivo

Todo con el fin último de que “el postcongreso de laicos” sea un movimiento realmente vivo y en el que se testimonien “las siguientes actitudes: reavivar la vocación laical; conversión personal y comunitaria; cultivo del silencio y la oración; combatir el individualismo, abandonar el derrotismo y la tentación del clericalismo; reconocer el papel de la mujer en la Iglesia y el protagonismo de los jóvenes y la familia; disposición de escucha, cuidar el lenguaje, reforzar nuestra capacidad de empatía, acogida y diálogo”.

“En este nuevo, incierto y convulso tiempo marcado por la pandemia y sus consecuencias –concluye Romero–, tenemos que pedir al Espíritu Santo imaginación y creatividad pastoral para ser una Iglesia en salida, crear cultura de acompañamiento, fomentar la formación de los laicos y hacernos presentes en la vida pública para compartir nuestra esperanza y ofrecer nuestra fe”.

 

Noticia de Miguel Angel Malavia, publicada en vidanuevadigital.com

Monseñor Barrio invita a los diocesanos a colaborar económicamente con la labor de los misioneros en el día del Domund

  • El arzobispo recuerda que hay “miles de hombres y mujeres que, ante una pandemia mundial, no tienen la posibilidad de buscar fuerzas en Dios porque simplemente no han tenido oportunidad de conocerlo”

La Iglesia celebra este domingo día 18 de octubre el día del Domund, la tradicional fiesta misionera en la que se pide oración por los misioneros y apoyo económico a los fieles para la labor que desarrollan. En esta ocasión, el lema propuesto por el Santo Padre para la jornada en este año tan atípico es todo un desafío: “Aquí estoy, mándame”. Con este motivo, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, ha enviado una carta pastoral a los diocesanos en la que anima “a toda la Diócesis a que, desde la humildad, cooperemos mediante nuestra oración, sacrificio y limosna con las Obras Misionales Pontificias y con los miles de misioneros que realizan su labor impagable de forma anónima tras esta institución”. Las colectas que  se hagan en los templos en este domingo se dedicarán a las Obras Misionales Pontificias.

En su carta, el arzobispo compostelano recuerda que “si bien es cierto que estamos viviendo tiempos de incertidumbre y dificultad,  ponemos nuestros ojos en la Cruz victoriosa de Cristo reconociendo en ella a los crucificados de nuestros días”, hay “miles de hombres y mujeres que, ante una pandemia mundial, no tienen la posibilidad de buscar fuerzas en Dios porque simplemente no han tenido oportunidad de conocerlo”. Y monseñor Barrio indica que “allí están, allí siguen, entre ellos y con ellos, miles de bautizados que encarnan plenamente en sus vidas la Misión que construye a la Iglesia. Ellos son los misioneros que, vanguardia de la Iglesia, han sentido en lo más hondo de su corazón la responsabilidad de compartir su Bautismo”.

El arzobispo pide a todos tener “presente, en estos tiempos más que nunca, el espíritu valiente de Pauline Jaricot, fundadora de la Obra de la Propagación de la Fe, que será próximamente beatificada y que supo ver en lo pequeño y débil la gran fuerza del Espíritu que transforma el mundo y hace de la creación hogar fraterno de los hijos de Dios. La colaboración en las distintas dimensiones con aquellos que no han recibido todavía la Palabra no es mérito de nuestra parte sino que, como ella misma decía,  “son ellos los que nos hacen el honor de aceptar nuestra ayuda”.

 

Fuente: archicompostela.es