Entradas

Misa apertura Sínodo. El Papa aconseja a los obispos “encontrar”, “escuchar” y “discernir” para que caminen en la misma dirección

 

“Una persona, un hombre rico, corrió hacia Jesús mientras Él «iba de camino»”. Con este pasaje del Evangelio según Marcos, 10,17, el Papa Francisco ha iniciado su homilía durante la Misa de apertura del Sínodo de los Obispos 2021 en la Basílica de San Pedro en el Vaticano. Pero, ¿por qué este pasaje? El Papa Francisco ha explicado que muchas veces los Evangelios nos presentan a Jesús “en camino”, acompañando al hombre en su marcha y escuchando las preguntas que pueblan e inquietan su corazón y ha asegurado que “hacer sínodo” significa: “caminar juntos en la misma dirección”. Es por ello que ha invitado a los obispos, las religiosas, los religiosos, las hermanas y hermanos laicos y todos los bautizados a practicar 3 verbos que considera necesarios para que se pueda cumplir ese “caminar juntos” y que son: Encontrar, escuchar, discernir”porque – tal y como ha explicado – Jesús “en primer lugar encontró en el camino al hombre rico, después escuchó sus preguntas y finalmente lo ayudó a discernir qué tenía que hacer para heredar la vida eterna”.

Encontrar

“El Evangelio comienza refiriendo un encuentro: Un hombre se encontró con Jesús y se arrodilló ante Él, haciéndole una pregunta decisiva: «Maestro bueno, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?».”

El Papa Francisco ha leído este pasaje del Evangelio para explicar el verbo “ENCONTRAR” que ha recomendado practicar a los obispos. Ha dicho que se trata de una pregunta muy importante que exige atención, tiempo, disponibilidad para encontrarse con el otro y dejarse interpelar por su inquietud y que Jesús sabe que un encuentro puede cambiar la vida.

Por ello, declara a quienes comienzan este camino sinodal que están llamados a ser expertos en el arte del encuentro: “No en organizar eventos o en hacer una reflexión teórica de los problemas, sino tomarnos tiempo para estar con el Señor y favorecer el encuentro entre nosotros. Un tiempo para dar espacio a la oración, a la adoración, a lo que el Espíritu quiere decir a la Iglesia; para enfocarnos en el rostro y la palabra del otro, encontrarnos cara a cara, dejarnos alcanzar por las preguntas de las hermanas y los hermanos”.

Escuchar

“Un verdadero encuentro sólo nace de la escucha. Jesús, en efecto, se puso a escuchar la pregunta de aquel hombre y su inquietud religiosa y existencial. No dio una respuesta formal, no ofreció una solución prefabricada, no fingió responder con amabilidad sólo para librarse de él y continuar su camino. Lo escuchó.”

El segundo verbo que el Papa a propuesto a los obispos es “ESCUCHAR”. “Jesús – dice el Papa – no tiene miedo de escuchar con el corazón y no sólo con los oídos”, de hecho – puntualiza – “cuando escuchamos con el corazón sucede esto: el otro se siente acogido, no juzgado, libre para contar la propia experiencia de vida y el propio camino espiritual”. Por ello, pide hoy a la Iglesia que se pregunte en este itinerario sinodal: ¿cómo estamos con la escucha? ¿Cómo va “el oído” de nuestro corazón? ¿Permitimos a las personas que se expresen, que caminen en la fe aun cuando tengan recorridos de vida difíciles, que contribuyan a la vida de la comunidad sin que se les pongan trabas, sin que sean rechazadas o juzgadas? “Hacer sínodo – subraya el Papa – es ponerse en el mismo camino del Verbo hecho hombre, es seguir sus huellas, escuchando su Palabra junto a las palabras de los demás” y hoy el Espíritu nos pide “que nos pongamos a la escucha de las preguntas, de los afanes, de las esperanzas de cada Iglesia, de cada pueblo y nación. Y también a la escucha del mundo, de los desafíos y los cambios que nos pone delante. No insonoricemos el corazón, no nos blindemos dentro de nuestras certezas. Escuchémonos”.

Discernir

“Jesús intuye que el hombre que tiene delante es bueno, religioso y practica los mandamientos, pero quiere conducirlo más allá de la simple observancia de los preceptos. En el diálogo, lo ayuda a discernir. Le propone que mire su interior, a la luz del amor con el que Él mismo, mirándolo, lo ama (cf. v. 21), y que con esta luz discierna a qué está apegado verdaderamente su corazón.”

Por último, el tercer verbo que propone el Pontífice es “DISCERNIR”. Francisco explica que “el encuentro” y “la escucha recíproca” no son algo que acaba en sí mismo, que deja las cosas tal como están, al contrario, “cuando entramos en diálogo, iniciamos el debate y el camino, y al final no somos los mismos de antes, hemos cambiado” ha dicho el Papa.

La ultima invitación del Papa a los obispos es que entiendan el sínodo “como un camino de discernimiento espiritual”, que se realiza en la adoración, en la oración, en contacto con la Palabra de Dios; pues es “la Palabra – señala – la que nos abre al discernimiento y lo ilumina, orienta el Sínodo para que no sea una “convención” eclesial, una conferencia de estudios, un congreso político o un parlamento, sino un acontecimiento de gracia, un proceso de sanación guiado por el Espíritu Santo”.

El Papa concluye su homilía asegurando que Jesús, como hizo con el hombre rico del Evangelio, “nos llama en estos días a vaciarnos, a liberarnos de lo que es mundano, y también de nuestros modelos pastorales repetitivos; a interrogarnos sobre lo que Dios nos quiere decir en este tiempo y en qué dirección quiere orientarnos”.

 

Fuente: vaticannews

La Iglesia de Dios es convocada en Sínodo. Nuestra Archidiócesis se pone en camino.

Sínodo 2021-2023. Por una Iglesia sinodal: Comunión, participación y misión

 

Con esta convocatoria, el Papa Francisco invita a toda la Iglesia a interrogarse sobre la sinodalidad: un tema decisivo para la vida y la misión de la Iglesia. Será un camino de dos años (2021-2023) de reflexión y de compartir por parte de toda la Iglesia.

 

“… la finalidad del Sínodo no es producir documentos, sino hacer que germinen sueños, suscitar profecías y visiones, hacer florecer esperanzas, estimular la confianza vendar heridas, entretejer relaciones, resucitar una aurora de esperanza, aprender unos de otros, y crear un imaginario positivo que ilumine las mentes, enardezca los corazones, dé fuerza a las manos”

[Documento preparatorio de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos (32).]

 

Nuestra Archidiócesis de Santiago de Compostela se pone en marcha.

 

Ayer, miércoles día 29 de septiembre, tuvo lugar en la Casa de Ejercicios de Santiago de Compostela, la primera reunión del equipo sinodal diocesano con el Obispo Auxiliar D. Francisco Prieto. Nos encontramos un grupo de 19 personas representantes de diversas parroquias y movimientos de las tres vicarías de la Archidiócesis.

Se presentaron Conchi Maté (religiosa Concepcionista) y Alfredo Losada (laico, subdelegado de Apostolado Seglar) que serán los coordinadores diocesanos en relación con el desarrollo de la etapa sinodal en la Archidiócesis y nexo de unión con la Conferencia Episcopal en el desarrollo a escala nacional.

 

 

Comenzamos con la oración propuesta para que nos acompañe en este camino sinodal 2021-2023: una versión simplificada de “Adsumus Sancte Spiritus”, con la que se iniciaban todas las sesiones del Concilio Vaticano II . Una oración que invita al Espíritu Santo a actuar en nosotros, para que seamos una comunidad  y nos ayude a discernir en este proceso sinodal. (puedes encontrarla aquí)

Seguimos con la intervención del obispo auxiliar D. Francisco José Prieto para presentar el Sínodo, desde la pregunta: ¿Qué hacemos aquí?, la respuesta: “responder a la invitación del Papa Francisco a toda la Iglesia Universal a caminar todos juntos como Pueblo de Dios – de larga tradición en la Iglesia-“; Y desde ahí ahondó en la importancia del proceso, objetivos y metodología de la fase diocesana de este proceso sinodal 2021-2023, que se desarrollará desde octubre de 2021 a marzo de 2022, en las diócesis de todo el mundo, teniendo como base en el Documento Preparatorio y el Vademécum.

 

 

El Obispo Auxiliar nos informó que la fase diocesana dará inicio con la Apertura del Sínodo,  el día 17 de octubre en todo el mundo. Y en concreto en nuestra archidiócesis de Santiago de Compostela se realizará con una Asamblea a las 17:00 h seguida de una Celebración Eucarística en la Catedral a las 19:30 h. en la que asistirán y participarán representantes de Parroquias y Movimientos, de Congregaciones religiosas (CONFER), Delegaciones, Cáritas, Seminario Mayor y Menor, Consejos Presbiteral y de Pastoral, ITC y Ciencias religiosas.

Tras esta apertura, tendrán lugar 3 sesiones de trabajo a escala diocesana (noviembre, Diciembre/Enero, y Febrero) en las parroquias, arciprestazgos, UPAS, grupos EDAP, movimientos o asociaciones laicales. En ellas se trabajará y se profundizará en los 10 núcleos temáticos propuestos, que se adaptarán a nuestra realidad diocesana. La clausura del proceso diocesano será el sábado 26 de marzo donde se presentará el documento de síntesis con nuestros aportes diocesanos  que se remitirá a Madrid.

D. Francisco insistió en que debemos aprovechar la oportunidad de esta convocatoria para ponernos de nuevo en marcha, retomar la actividad tras el parón de la pandemia. Pero siempre como un Pueblo de Dios, en comunión por el bautismo, que actúa con sinodalidad: Un grupo de personas caminando en la misma dirección, cada uno con su zancada y su estilo, con su fuerza, con su carisma, pero todos caminando juntos, siendo dóciles al Espíritu Santo, que es el verdadero protagonista, y contando con la ayuda del Apóstol Santiago, especialmente en este año Santo Compostelano.

Después de esta intervención del obispo, Alfredo Losada nos informa que se habilitará un correo electrónico específico. sinodo21_23@archicompostela.org, que permitará la inscripción y el intercambio de comunicación e información. Además de la página oficial del sínodo 2021-2023: www.synod.va/es,  también se abrirá un espacio específico para el sínodo en la página web de la archidiocesis, donde se recogerá todo lo que hagamos desde la diócesis.

 

 

Por último se recogen propuestas y sugerencias para la Asamblea y Celebración Eucarística del inicio del proceso sinodal en nuestra Archidiócesis del día 17 octubre, y se acuerda que sea un encuentro dinámico y creativo, en la que todos (laicos, vida consagrada y sacerdotes) nos sintamos representados y partícipes. Donde habrá acogida, invocación al Espíritu, cantos, varias experiencias-testimonios. presentación del Sínodo por parte de D. Julián y D. Francisco. Una vez concluida esta asamblea, desde ahí se irá en peregrinación hasta la Catedral entrando por la puerta Santa, donde tendrá lugar la Celebración Eucarística a las 19:30 h. también muy participativa (familias y jóvenes).