Entradas

Congreso de la Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago. ¡Anímate a participar!

La Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago (ACC) celebrará su IX Congreso Internacional, bajo el lema: “Año Santo Compostelano 2021: Renacer a la Esperanza”. Tendrá lugar los días 23, 24 y 25 de septiembre de 2021 en  Santiago de Compostela o en modalidad on-line.
.
.

Año Santo Compostelano, renacer a la esperanza

En pleno Año Santo Compostelano, la fundación Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago convoca su congreso anual. Bajo la idea de la peregrinación jacobea como un itinerario de esperanza dentro de la difícil situación que atravesamos, este encuentro desea continuar la serie de congresos que abordan la pastoral y evangelización en el Camino de Santiago.

Presencial y telemático

El congreso tendrá lugar en Santiago de Compostela, en el Centro Internacional de Acogida al Peregrino. Allí, con todas las restricciones de aforo y medidas de higiene necesarias, se expondrán las ponencias y mesas redondas previstas, aunque algunos de los participantes intervendrán a través de videoconferencia que se seguirá en la misma sala. Las plazas para poder seguir el congreso presencialmente son, lógicamente, limitadas.

Al igual que en 2020, existirá en esta edición también la posibilidad de inscribirse por la modalidad telemática. Los  que opten por ésta, podrán seguir por videoconferencia las conferencias en directo, pero también acceder posteriormente a las grabaciones audiovisuales de todo el contenido del congreso. Así mismo, se habilitará un canal de comunicación en tiempo real para que los asistentes por la vía telemática puedan enviar preguntas que se formularán al finalizar cada intervención.

La huella del Camino en los peregrinos

A pesar del efecto de la pandemia en el Camino, la Iglesia seguirá adoptando una actitud de acogida acorde con la situación vigente. ACC, tras haber enfocado su congreso en las últimas ediciones a la preparación del Año Santo, desea centrarse en esta ocasión en la esperanza que hacer el camino supone en estos tiempos de pandemia. El programa aborda esta idea desde diversos puntos.

El congreso contará con la participación del Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostólico, quien hablará sobre los retos pastorales de la Iglesia en España. También destaca la conferencia del peregrino y escritor José Fernández Danvila acerca de la peregrinación y la pandemia así como la mesa redonda sobre el Camino de Santiago como espacio para el diálogo ecuménico.

De especial relevancia será también el panel coordinado por el P. Sergio García Sj en el que varios voluntarios narrarán cómo la labor de acogida es para ellos una ocasión para profundizar en su fe.

Inscripción

La inscripción para ambas modalidades se podrá hacer mediante el formulario digital que se encontrará en la web de ACC. El plazo para la inscripción se abre el 1 de septiembre y finaliza el 5 de septiembre para la modalidad presencial y el 20 de septiembre para la telemática. A fin de que presencialmente estén representadas un abanico lo más rico posible de entidades y procedencias la confirmación de la inscripción presencial  será comunicada por la organización el 6 de septiembre. Dada la restringida capacidad de aforo en la sala, de entre las solicitudes se hará una selección en la que se tendrá en cuenta a qué asociación, congregación o grupo pertenezca el solicitante.

El precio de la matrícula es de 10 euros para la modalidad telemática y  de 25 para la presencial.

 

 

Fuente: acogidacristianaenloscaminosdesantiago.org

Jóvenes voluntarios en Santiago, una experiencia de fe desde la acogida

 

Ana Sánchez de Puertas tiene 23 años y es universitaria en Sevilla. Pero desde hace un par de veranos “vive su experiencia de fe” como voluntaria en la acogida cristiana de peregrinos en Santiago de Compostela.

¿Cómo una joven sevillana acaba de voluntaria en Santiago? “A través de un voluntariado de la Compañía de Jesús que nos pone al servicio de la catedral y de un comedor social”, explica.

Ana, en la oficina del peregrino, ha descubierto que la acogida va unida al amor, la calidez y al cariño con que se recibe al que llega cansado de recorrer el camino. Por eso, confiesa, “la palabra acoger se ha convertido en un pilar fundamental de mi fe. Creo que no hay mejor manera de reflejar lo que Jesús quiso que hiciésemos con el mundo y en la vida”.

 

“Los jóvenes tenemos mucho en lo que reflejarnos y de lo que aprender, y también muchísimos que ofrecer”.


María Jesús Múgica, peregrina por devoción

 

María Jesús Múgica ha sido peregrina en Santiago de Compostela. Y en el Santuario de San Francisco Javier en Navarra; en la Real Basílica Santuario de la Vera Cruz en Caravaca; en el Santuario del Cerro de los Ángeles en Getafe; en el Santuario de la Virgen Monserrat en Barcelona; en el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes en Francia; y en la ruta de Santa Teresa en Ávila.

Mª Jesús es feligresa de la parroquia de Zumárraga, en la diócesis de San Sebastián. Hace 15 años se inició en los andares de peregrina. Su primer destino fue el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, en Portugal. “Allí todo lo que llevaba dentro de mí se lo transmití a la Virgen”, rememora, y la Virgen “me miró” y “me entendió”. Por eso, de vuelta a casa, “decidí que asistiría a las peregrinaciones que se organizaran.” Lo ha cumplido, “para mí es muy enriquecedor y gratificante”. Desde entonces es peregrina por devoción.

 

“Para mí ha sido todo esto motivo para ir creciendo en la fe. Se lo aconsejo a cualquiera”.

 

Como Mª Jesús, son muchos los cristianos que peregrinan y fortalecen su fe en el camino. Al otro lado, voluntarios como Ana se “entregan» en la acogida cristina a los peregrinos, especialmente estos días en torno a la fiesta de Santiago Apóstol, el 25 de julio.

Santuarios, romerías, celebraciones y fiestas religiosas o populares son algunas muestras del arraigo de la vida cristiana en nuestro país y uno de los grandes tesoros de la fe de nuestros pueblos. Además son el testimonio de la presencia de la Iglesia entre nosotros desde hace más de veinte siglos.

La religiosidad popular, junto con el rico patrimonio de la Iglesia, contribuyen al beneficio de toda la sociedad tanto en términos cultures como económicos.

 

 

Fuente: www.conferenciaepiscopal.es