Entradas

La Iglesia acompaña en el duelo: transformar el dolor en esperanza

 

La Iglesia celebra el 1 de noviembre a Todos los Santos y el día 2conmemora a los fieles difuntos.

El 1 de noviembre miramos hacia el cielo. Es el día en el que se homenajea a todos los santosconocidos y desconocidos. A los que están en los altares y a tantos y tantos cristianos que después de una vida según el evangelio participan de la felicidad eterna del cielo. Son nuestros intercesores y nuestros modelos de vida cristiana.

El día 2 de noviembre la Iglesia reza, de manera especial, por todos los fieles difuntos. Fue en el siglo X cuando un monje benedictino, san Odilón, en Francia, comenzó a celebrar la misa en un día concreto –el dos de noviembre­–, pidiendo por todos los difuntos. Aunque rezar por los difuntos es tan antiguo como la misma Iglesia. Una oración que se anima en la esperanza cristiana.

Marisa Magaña se empeña cada día en transformar el dolor por la pérdida de un ser querido en esa esperanza. Lo hace en el centro de escucha San Camilo, donde trabaja como psicóloga especialista en el tratamiento de la pérdida. En este centro, explica, “contamos con colaboración de más de 100 voluntarios. A lo largo del año atendemos a cerca de mil personas en situaciones de pérdida”.

 

Marisa Magaña, “en el duelo, lo que sana es el amor”

 

La Iglesia, en centros como el de San Camilo, acompaña en su dolor a las personas que han perdido a un ser querido. Y acompañar en duelo, precisa Marisa, “es comprender ese sentimiento profundo de vulnerabilidad y de añoranza en el que entra una persona cuando pierde a alguien”. Lo que más le impresiona, confiesa, “son las personas que lo soportan. Me impacta mucho cuando llegan totalmente derrotados, sin poder contener el llanto. Cuando ni siquiera pueden darte el nombre cuando se lo pides. Es sobrecogedor cuando ellos se perciben acabados y sin embargo te están llamando para para pedir ayuda. Me impresiona muchísimo esa lucha por la supervivencia”.

Su receta, “observar mucho al otro, escuchar mucho al otro para hacer un recorrido juntos”. Un recorrido “en el que manido que suene, al final hay que rendirse a la evidencia: lo que sana es el amor. El amor, como lo enseña el Evangelio en todas sus formas de acogida, de compasión, de ternura, de guía, termina transformando una experiencia de mucho dolor en una bien distinta de esperanza. Después de todos estos años acompañando, he llegado a la convicción de que ese es el verdadero milagro que nos enseñó a hacer Jesús”.

 

 

«¿Cómo no vas a dar tú lo mejor de ti cuando ellos están haciendo semejante esfuerzo?»

“El amor, como lo enseña el Evangelio, transforma el dolor en esperanza”

 

Fuente: Conferencia Episcopal Española

La caravana del duelo vuelve a Pontevedra para escuchar a quienes atraviesan una pérdida

La UNIDAD MÓVIL DE INTERVENCIÓN EN CRISIS Y DUELO (UMI) se desplazará esta semana a la ciudad de Pontevedra, otra vez, a fin de prestar un servicio confidencial, aconfesional y gratuito de acompañamiento a personas en duelo, promovido por el Centro de Escucha San Camilo de Pontevedra, dentro de la Red de Centros de Escucha del Centro de Humanización de la Salud de los Padres Camilos en Tres Cantos, en Madrid.

La caravana del duelo quedará instalada en la Plaza Alonso de Fonseca, junto a la Real Basílica de Santa María la Mayor, al igual que en las anteriores ocasiones. El horario de atención será entre el miércoles 2 y el jueves 3 de junio, desde las 10:00 hasta las 14:00 horas, y desde las 17:00 hasta las 21:00 h. Puede acudir cualquier persona herida que esté atravesando una situación de duelo complicado y que necesite ser escuchada y acompañada, a consecuencia de la pérdida de un ser querido. Con los voluntarios, comprometidos y formados, las personas en duelo podrán expresar lo que están viviendo incondicionalmente: con total libertad, sintiéndose escuchados, comprendidos y no juzgados.

.

Dolientes y confinados:

sufrir un duelo en los tiempos del Covid

 

Con el regreso de la UMI a Pontevedra, también volverá a la ciudad del Lérez el psicólogo Valentín Rodil Gavalaorientador educativo, teólogo y máster en duelo. Es profesor del Centro de Humanización de la Salud, voluntario del Centro de Escucha San Camilo en Tres Cantos (Madrid) y responsable de la Unidad Móvil de Intervención en Crisis y en Duelo. Este miércoles, 2 de junio, Rodil Gavala ofrecerá una CHARLA sobre cómo está afectando la pandemia a las personas que perdieron a un ser querido y no pudieron despedirse por el estado de alarma. Será en la Real Basílica de Santa María la Mayor de Pontevedra, a las 20:30 h.