Entradas

La Iglesia acompaña en el duelo: transformar el dolor en esperanza

 

La Iglesia celebra el 1 de noviembre a Todos los Santos y el día 2conmemora a los fieles difuntos.

El 1 de noviembre miramos hacia el cielo. Es el día en el que se homenajea a todos los santosconocidos y desconocidos. A los que están en los altares y a tantos y tantos cristianos que después de una vida según el evangelio participan de la felicidad eterna del cielo. Son nuestros intercesores y nuestros modelos de vida cristiana.

El día 2 de noviembre la Iglesia reza, de manera especial, por todos los fieles difuntos. Fue en el siglo X cuando un monje benedictino, san Odilón, en Francia, comenzó a celebrar la misa en un día concreto –el dos de noviembre­–, pidiendo por todos los difuntos. Aunque rezar por los difuntos es tan antiguo como la misma Iglesia. Una oración que se anima en la esperanza cristiana.

Marisa Magaña se empeña cada día en transformar el dolor por la pérdida de un ser querido en esa esperanza. Lo hace en el centro de escucha San Camilo, donde trabaja como psicóloga especialista en el tratamiento de la pérdida. En este centro, explica, “contamos con colaboración de más de 100 voluntarios. A lo largo del año atendemos a cerca de mil personas en situaciones de pérdida”.

 

Marisa Magaña, “en el duelo, lo que sana es el amor”

 

La Iglesia, en centros como el de San Camilo, acompaña en su dolor a las personas que han perdido a un ser querido. Y acompañar en duelo, precisa Marisa, “es comprender ese sentimiento profundo de vulnerabilidad y de añoranza en el que entra una persona cuando pierde a alguien”. Lo que más le impresiona, confiesa, “son las personas que lo soportan. Me impacta mucho cuando llegan totalmente derrotados, sin poder contener el llanto. Cuando ni siquiera pueden darte el nombre cuando se lo pides. Es sobrecogedor cuando ellos se perciben acabados y sin embargo te están llamando para para pedir ayuda. Me impresiona muchísimo esa lucha por la supervivencia”.

Su receta, “observar mucho al otro, escuchar mucho al otro para hacer un recorrido juntos”. Un recorrido “en el que manido que suene, al final hay que rendirse a la evidencia: lo que sana es el amor. El amor, como lo enseña el Evangelio en todas sus formas de acogida, de compasión, de ternura, de guía, termina transformando una experiencia de mucho dolor en una bien distinta de esperanza. Después de todos estos años acompañando, he llegado a la convicción de que ese es el verdadero milagro que nos enseñó a hacer Jesús”.

 

 

«¿Cómo no vas a dar tú lo mejor de ti cuando ellos están haciendo semejante esfuerzo?»

“El amor, como lo enseña el Evangelio, transforma el dolor en esperanza”

 

Fuente: Conferencia Episcopal Española

¿Privilegios de la Iglesia?. Desmontando mitos.

Está de moda meterse con la Iglesia. Lo difícil, lo valiente es defenderla. También lo difícil es pensar y argumentar no de forma demagógica sino con verdad. A falta de ofrecer algo constructivo, ¿qué hacemos? Criticar a la Iglesia. Nuestros esfuerzos deben ir en potenciar la información para que los ciudadanos puedan decidir en libertad.

Especialmente en los últimos años se han extendido una serie de creencias falsas que se han instalado, incluso, entre los creyentes, hasta llegar a debilitar la percepción de sana independencia de la Iglesia con respecto al Estado y de la Iglesia con respecto al marco legal. El IBI, los inexistentes privilegios de la Iglesia, la relación entre Cáritas y la Iglesia son temas que se abordan en este video:

 

Vamos a desmontar algunos de los tópicos que se dicen sobre la Iglesia con estas

10 cosas verdaderas sobre la Iglesia.

 

  • El porcentaje de los que marcan la casilla de la Iglesia es relativo y depende del número de personas que cada año tienen que hacer la declaración de la renta en función de los ingresos que han tenido. Sin embargo, lo que no es relativo es que cada año son más personas las que en números absolutos marcan la casilla de la Iglesia en su declaración de la renta. Gracias porque juntos hacemos un mundo mejor. Los últimos datos es que más de 26.000 han mostrado su apoyo a la labor de la Iglesia y a su labor. Cada año somos más. En los últimos cuatro años más de 100.000 personas han reconocido la labor de la Iglesia marcado la casilla en la renta.

 

  • Hoy por hoy, el único país de Europa que no tiene asignación directa por parte del Estado es España. Eso es así desde 2007: la Iglesia no tiene ninguna asignación directa en los Presupuestos Generales del Estado. Nuestro sistema, con la elección libre de la X en la declaración de la renta, es el más respetuoso, el más solidario, el más democrático de toda Europa. Además, si la economía va mal, el 0,7% es más bajo (lógico). Si la economía va bien, las personas y las empresas ganan más dinero, el 0,7% es más alto.

 

  • El dinero que la Iglesia recibe y que procede de la voluntad libre de los contribuyentes lo dedica a desarrollar su inmensa labor. ¿Se dedica al salario de los sacerdotes? Claro. ¿Se dedica a centros de transeúntes y de rehabilitación de drogodependientes? Por supuesto. Es que la labor de la Iglesia está sostenida por personas, por los que formamos la Iglesia. Ni la luz ni el agua de las parroquias ni de los centros parroquiales son gratis. Hay que hacer frente a gastos de conversación y de mantenimiento.

 

  • Las catedrales, las iglesias, las pequeñas ermitas son del pueblo cristiano. Hace siglos en muchos casos se construyeron y la Iglesia se encarga de cuidar, de mantener, de conservar y de proteger. En el último año se han invertido más de 60 millones de euros en esa tarea. A nadie se le pregunta si cree o no cree, si es católico y si profesa otra religión o ninguna. El arte sagrado es una gran contribución a la cultura de nuestro país y por eso se pide colaboración a los organismos públicos para su conversación.

 

  • No tiene privilegios la Iglesia. Se rige por la Ley de Mecenazgo de 2002 exactamente igual que otras tantas instituciones, asociaciones o fundaciones. También las ONG están sujetas a la Ley de Mecenazgo. Por esa ley es por la que ninguno de ellos paga el IBI. La labor de la Iglesia beneficia a muchos. La única excepción es el ICIO (Impuesto de obras) que tiene carácter municipal y es potestativo.

 

  • Se dice que la Iglesia recibe una cantidad de dinero que asciende a en torno 11.000 millones. ¿Es cierta esa afirmación? La Iglesia no tiene ninguna asignación en los Presupuestos Generales del Estado desde el año 2007. El dinero que recibe de la renta es por la libre voluntad de aquellos que marcan la casilla de la Iglesia. Pero la Iglesia, exactamente igual que otras entidades, y siempre que cumple las condiciones marcadas por las administraciones públicas accede a concursos y subvenciones en las mismas condiciones que los demás.

 

  • Sobre la enseñanza concertada. Hay que hablar de libertad y de respeto. Los padres tienen que tener derecho a elegir la educación de sus hijos y el Estado debe apoyar esa posibilidad de elegir. Muchos padres eligen en España la enseñanza concertada que puede tener, siempre dentro del marco democrático, cualquier ideario. ¿Puede haber un colegio laico? ¿Pueden organizar un colegio una cooperativa de profesores? ¿Puede ofrecer educación concertada una orden religiosa? A todo sí, siempre dentro del marco democrático. Siempre desde la libertad y el respeto.

 

  • El dinero de los profesores de religión, ¿es para la Iglesia? No, el dinero de los profesores de religión es para ellos y sus familias porque son profesionales docentes. Una educación completa tiene el hecho religioso como referencia. Los padres pueden elegir en nuestro país religión católica, judía, musulmana y de otras confesiones.

 

  • Las relaciones de la Iglesia católica con el Estado en España no se rigen por ningún concordato sino por los Acuerdos Iglesia Estado firmados en 1978 y que tienen rango internacional. 

 

 

  • ¿El que marca cualquiera de las dos casillas está pagando menos impuestos? Falso completamente. Está aprovechando la oportunidad de destinar sus impuestos a un fin concreto, pero no paga menos impuestos. Por eso decimos, «ni cuesta más, ni Hacienda te devuelve menos». El contribuyente que no marca ninguna casilla tampoco paga más, ni menos.

 

Que haya una mayoría católica que desee que la financiación de la Iglesia se haga mediante asignación tributaria, no quiere decir que ésta sea una religión de carácter estatal. Al igual que las ONG entre las que se reparte la casilla de “Otros fines sociales” tampoco son de carácter estatal, sino las más importantes y con una actividad social más relevante.

 

Fuente: portantos.es  (fotos extraídas de www.santamarialamayor.org)

#HazMemoriaFamiliayVida. La Iglesia: un apoyo constante a la familia y a la vida.

En la tercera semana de la campaña #HazMemoria que la Conferencia Episcopal Española ha puesto en marcha junto con los medios de comunicación EcclesiaTrece y COPE, el contenido se centra en la importancia de la familia.

La Iglesia, la familia y la vida

 

 

La vida humana, desde el primer momento de su existencia, necesita cuidado y protección. Como el ser humano es social por naturaleza, cada persona necesita un entorno social que le garantice la subsistencia, en los primeros momentos de la vida, y que le permita integrarse en la sociedad con los cuidados que ella facilita. Ese entorno es la familia, el primer lugar en el que la vida es acogida. Surge en ella y se vincula inmediatamente con ella creando lazos que le permiten los primeros cuidados y la protección en medio del ambiente difícil en el que se viene a la vida.

La Iglesia confía a la familia la misión de celebrar el primer anuncio de la fe, de la oración, de la vida cristiana. En la Iglesia, en cada comunidad que la conforma, existe una familia de familias. Grupos de personas reunidos en torno a Jesús por la fuerza del Espíritu Santo que se relacionan por amor y para el amor. La relación entre los miembros de la Iglesia es similar a la que se vive en el interior del hogar. Es una comunidad de personas relacionadas por amor en el que se transmiten los rasgos propios de la familia: se celebra, se comparte, se enseña, se atienden los unos a los otros, se cuida, se protege.

El contenido de este tema se puede encontrar en este enlace: #HMFamiliayVida

 

La campaña #HazMemoria

.

Con este hastag #HazMemoria se pretende poner en valor el papel de la Iglesia y de los cristianos en el trabajo de la sociedad y la importancia de su aportación al bien común de todos.

Con esta campaña de doce temas, que durará hasta el 30 de junio, se pretende hacer presente en los medios de comunicación la vida real de la Iglesia, las actividades que realiza, las personas que la llevan adelante, las historias que hacen visible la acción de la Iglesia en el mundo.

 

Fuente: Conferencia Episcopal Española

 

#HazMemoria Educación, ¿qué aporta la Iglesia en la educación?

En la segunda semana de la campaña #HazMemoria que la Conferencia Episcopal Española ha puesto en marcha junto con los medios de comunicación EcclesiaTrece y COPE, el contenido se centra en la labor educativa de la Iglesia.

La Iglesia y la educación

.

.
Son muchas las instituciones que ayudan a los padres en la educación de sus hijos. Entre ellas, la que lo hace desde hace siglos, es la Iglesia. Así lo hicieron las antiguas escuelas monásticas, desde el siglo V, con la formación de los jóvenes que entraban en los monasterios, al menos en la lectura y en la escritura, y con el fin de conservar y difundir los manuscritos de todo tipo de materias del saber humano.

Hoy en día miles de familia continúan confiando a la Iglesia la educación de sus hijos, conscientes de que el sistema educativo que ofrecen es coherente con los principios y valores que ellos viven y que desean también inculcar en sus progenitores.

El contenido de este tema se puede encontrar en este enlace:#HMEducación.
.

.

La campaña #HazMemoria

.

Con este hastag #HazMemoria se pretende poner en valor el papel de la Iglesia y de los cristianos en el trabajo de la sociedad y la importancia de su aportación al bien común de todos.

Con esta campaña de doce temas, que durará hasta el 30 de junio, se pretende hacer presente en los medios de comunicación la vida real de la Iglesia, las actividades que realiza, las personas que la llevan adelante, las historias que hacen visible la acción de la Iglesia en el mundo.

  • Semana 1. Religiosidad y piedad popular. Romerías y tradiciones.
  • Semana 2. Actividad educativa de la Iglesia: calidad y compromiso. Clases de religión
  • Semana 3. Apoyo a la familia y a la vida
  • Semana 4. Actividad caritativa de la Iglesia, atención a personas vulnerables.
  • Semana 5. Las celebraciones de la Iglesia. Liturgia sacramental.
  • Semana 6. Cuidado del Patrimonio y rentabilidad social
  • Semana 7. Cristianos laicos, presencia en la sociedad.
  • Semana 8. Acompañamiento a enfermos. Pastoral de la salud y hospitales.
  • Semana 9. El anuncio del Evangelio. De la Palabra a la catequesis.
  • Semana 10. Actividad pastoral en las parroquias y comunidades
  • Semana 11. Iglesia en salida. Misiones y misioneros.
  • Semana 12. Atención a la juventud. Formación y acompañamiento

 

Fuente: Conferencia Episcopal Española

 

#HazMemoria para recordar la aportación de la Iglesia al bien de la sociedad

La Conferencia Episcopal comienza esta semana la campaña #HazMemoria junto con los medios de comunicación como Ecclesia, TRECE y COPE. En ella participan también delegaciones de medios de comunicación de las diócesis españoles.

El contenido de esta campaña se puede encontrar en este link.

El objetivo de esta campaña, que se prolonga durante doce semanas, es hacer visible el trabajo de la Iglesia en diferentes áreas, desde la pastoral o la asistencial, a la educativa o misionera.

Con este hastag #HazMemoria se pretende poner en valor el papel de la Iglesia y de los cristianos en el trabajo de la sociedad y la importancia de su aportación al bien común de todos. Entre los temas que desarrollará la campaña, uno cada semana están, la religiosidad y piedad popular, el valor de romerías y tradiciones; el apoyo a la familia y a la vida; la actividad caritativa de la Iglesia y su atención a personas vulnerables, etc.

Con esta campaña se pretende hacer presente en los medios de comunicación la vida real de la Iglesia, las actividades que realiza, las personas que la llevan adelante, las historias que hacen visible la acción de la Iglesia en el mundo.

Se distribuye en doce semanas dedicadas a doce temas de la vida y la misión de la Iglesia, que van desde la que comienza el 5 de abril  hasta el 30 de junio.

Los doce temas previstos para esta campaña son los siguientes (se puede encontrar su contenido, a  medida que se va suministrando, pinchando sobre el tema correspondiente):

  • Semana 1. Religiosidad y piedad popular. Romerías y tradiciones.
  • Semana 2. Actividad educativa de la Iglesia: calidad y compromiso. Clases de religión
  • Semana 3. Apoyo a la familia y a la vida
  • Semana 4. Actividad caritativa de la Iglesia, atención a personas vulnerables.
  • Semana 5. Las celebraciones de la Iglesia. Liturgia sacramental.
  • Semana 6. Cuidado del Patrimonio y rentabilidad social
  • Semana 7. Cristianos laicos, presencia en la sociedad.
  • Semana 8. Acompañamiento a enfermos. Pastoral de la salud y hospitales.
  • Semana 9. El anuncio del Evangelio. De la Palabra a la catequesis.
  • Semana 10. Actividad pastoral en las parroquias y comunidades
  • Semana 11. Iglesia en salida. Misiones y misioneros.
  • Semana 12. Atención a la juventud. Formación y acompañamiento

 

Fuente: Conferencia Episcopal Española

 

Monseñor Barrio invita a los diocesanos a colaborar económicamente con la labor de los misioneros en el día del Domund

  • El arzobispo recuerda que hay “miles de hombres y mujeres que, ante una pandemia mundial, no tienen la posibilidad de buscar fuerzas en Dios porque simplemente no han tenido oportunidad de conocerlo”

La Iglesia celebra este domingo día 18 de octubre el día del Domund, la tradicional fiesta misionera en la que se pide oración por los misioneros y apoyo económico a los fieles para la labor que desarrollan. En esta ocasión, el lema propuesto por el Santo Padre para la jornada en este año tan atípico es todo un desafío: “Aquí estoy, mándame”. Con este motivo, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, ha enviado una carta pastoral a los diocesanos en la que anima “a toda la Diócesis a que, desde la humildad, cooperemos mediante nuestra oración, sacrificio y limosna con las Obras Misionales Pontificias y con los miles de misioneros que realizan su labor impagable de forma anónima tras esta institución”. Las colectas que  se hagan en los templos en este domingo se dedicarán a las Obras Misionales Pontificias.

En su carta, el arzobispo compostelano recuerda que “si bien es cierto que estamos viviendo tiempos de incertidumbre y dificultad,  ponemos nuestros ojos en la Cruz victoriosa de Cristo reconociendo en ella a los crucificados de nuestros días”, hay “miles de hombres y mujeres que, ante una pandemia mundial, no tienen la posibilidad de buscar fuerzas en Dios porque simplemente no han tenido oportunidad de conocerlo”. Y monseñor Barrio indica que “allí están, allí siguen, entre ellos y con ellos, miles de bautizados que encarnan plenamente en sus vidas la Misión que construye a la Iglesia. Ellos son los misioneros que, vanguardia de la Iglesia, han sentido en lo más hondo de su corazón la responsabilidad de compartir su Bautismo”.

El arzobispo pide a todos tener “presente, en estos tiempos más que nunca, el espíritu valiente de Pauline Jaricot, fundadora de la Obra de la Propagación de la Fe, que será próximamente beatificada y que supo ver en lo pequeño y débil la gran fuerza del Espíritu que transforma el mundo y hace de la creación hogar fraterno de los hijos de Dios. La colaboración en las distintas dimensiones con aquellos que no han recibido todavía la Palabra no es mérito de nuestra parte sino que, como ella misma decía,  “son ellos los que nos hacen el honor de aceptar nuestra ayuda”.

 

Fuente: archicompostela.es

“Aquí estoy, envíame”. Comienza el Domund, en su versión más digital

Un año más arranca la campaña del Domund, la Jornada Mundial de las Misiones convocada por el Papa para implicar a todos en la misión de la Iglesia. Celebrada sin interrupción desde 1926, el Domund se enfrenta este año a una situación difícil por la pandemia. Obras Misionales Pontificias (OMP) propone su campaña más digital con el lanzamiento del vídeo del Domund y de la página web www.domund.es. Además del testimonio de los misioneros, destaca la primera carrera virtual del Domund y la exposición “El Domund al descubierto” en Burgos.

Una familia con cinco hijos en Tanzania. Una religiosa médico en Camerún. Un religioso profesor en Vanuatu. Un sacerdote en Japón y otro en la selva amazónica en Perú. ¿Qué tienen en común? Una llamada de Dios, a la que todos respondieron “Aquí estoy, envíame”, tal como reza el lema del Domund, la gran fiesta de las misiones de la Iglesia universal. Y precisamente por ello, son los protagonistas del vídeo del Domund de este año, en el que se muestra la belleza de la misión universal en una variedad de carismas, localizaciones y tareas. De carácter testimonial, pretende acercar sus historias a los colegios y parroquias que este año no podrán recibir la visita física de misioneros, como era tradición.

A nosotros nadie nos paga por estar aquí”, explican Juan Pablo Trenor y María Martínez, una familia del Camino Neocatecumenal con cinco hijos que viven en Arusha (Tanzania). Entre cortes de luz y agua, con un idioma que desconocían, viven con sus hijos su vida de fe y acompañan la pastoral de la parroquia. Ellos participan en el vídeo del Domund de este año, al igual que Rosario García, médico, misionera de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, que ofrece en medio de la selva de la diócesis de Yaundé un hospital, donde van muchos enfermos a curarse o a morir con dignidad.

Estos testimonios se unen a los de Antonio López García Viejo –hermano corazonista misionero en Vanuatu (Oceanía)-, Pablo Seco –sacerdote diocesano en Japón-, o Alfonso Tapia –sacerdote diocesano en la selva amazónica-. Todos ellos, desde su particularidad, muestran cómo la Iglesia ha seguido adelante con el mandato de Jesús de ir y hacer discípulos hasta los confines de la tierra. Las diócesis en las que están estos misioneros no podrían subsistir sin la ayuda del Domund.

Domund.es: más Domund que nunca

 

Además del vídeo del Domund, OMP lanza una página web (www.domund.es) en la que se puede conocer de forma interactiva, con más detenimiento, la historia de cada una de estos misioneros que aparecen en el vídeo, sumados a los de la monja protagonista del cartel, la hermana Juana Dominguez, misionera en Angola. ¿Por qué os fuisteis a la misión? ¿Qué os encontrasteis allí? ¿Habéis tenido miedo? Son algunas de las preguntas que los misioneros responden en vídeos hechos por ellos mismos.

Junto con sus testimonios, se explica cómo el dinero del Domund sostiene y ha hecho crecer en los últimos 30 años las diócesis en las que estos misioneros entregan su vida. Son solo seis ejemplos de las 1.115 diócesis del mundo que dependen de la colecta del Domund.

Por último, desde la web se puede acceder a toda la información de las actividades nacionales de este año: la exposición “El Domund al descubierto”, que en esta 6ª edición, tendrá lugar en la catedral de Burgos; y la primera carrera virtual “Corre por el Domund”. Todas estas actividades se suman a las delegaciones de misiones de las diócesis españolas, que con creatividad están trabajando para que el Domund de este año llegue de una nueva forma.

Que el COVID-19 no frene tu donativo

Desde Obras Misionales Pontificias se anima a que la situación sanitaria no obstaculice el donativo de aquellos que quieran participar en la misión de la Iglesia. A pesar de que en muchas parroquias las colectas no se están realizando con normalidad, y en los colegios se debe evitar el contacto con el dinero en efectivo -no habrá por lo tanto huchas ni sobres-, se puede colaborar de muchas formas. OMP ha habilitado los donativos por Bizum, que se suma a otras formas de colaborar digitales como el pago con tarjeta, la transferencia o Paypal.

 

 

Fuente: Obras Misionales Pontificias (OMP)

Gracias en 1′ de ACdP

 

Gracias en 1’ es una iniciativa de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) para agradecer a la Iglesia toda su labor asistencial y su acompañamiento espiritual. Esta campaña quiere invitar a todos a dar las gracias a través de vídeos de un minuto grabados con su propio móvil. Todos esos vídeos se publicarán en www.graciasenunminuto.com Leer más

Porque sumamos por todos y para todos

Están siendo meses de mucho dolor, de mucho sufrimiento. Nadie esperaba que la prueba para este tiempo fuese esta y fuese tan dura. Podríamos haber imaginado una guerra, seguro el sufrimiento de otros al que, por cierto, nos hemos acostumbrado, veíamos unos nubarrones económicos en el horizonte, que hasta que no llegan no son tormenta. Siempre sufren los más débiles, los que menos tienen. Nadie podría aventurar la cruz que estamos todavía padeciendo.

En medio de tanta aflicción está la Iglesia. Todos los centros que ella ofrece habitualmente a la sociedad permanecen abiertos. No han cerrado sus puertas ni en los peores episodios.

En algún momento, en los primeros días de confinamiento y cuarentena, corrieron algunas imágenes por las redes sociales sobre el tipo de encierro, y dónde podría ser, de los “sin hogar”. No solo no tienen un techo donde cobijarse, no tienen el calor de abrir la puerta y poder decir: «Ya estoy aquí». Esos han sido acogidos por la Iglesia. Ellos han encontrado en ella su hogar, el lugar donde los esperaban. Eso significa que las decenas de miles de voluntarios también han continuado con su labor de generosidad.

Algunos se apartaron en el primer momento para evitar el posible contagio, pero otros han seguido. Ha habido diócesis que han tenido que pedir ayuda y pedir generosidad para que se incorporaran nuevos voluntarios. Tampoco ha cesado la atención cuidada y generosa en los centros de atención y acogida a drogodependientes. Son muy vulnerables, y de la atención que se les dispensa depende también su rehabilitación y su nueva integración en la sociedad. Es una dolorosa espada clavada en el corazón de nuestra sociedad la de las mujeres víctimas de la trata, de explotación sexual o de la violencia. Tampoco ahí la Iglesia se ha detenido.

Además de todo ello, ¡hay tanta gente necesitada de esperanza! Los sacerdotes y su entrega han brillado especialmente en este tiempo. Se ha puesto la creatividad a funcionar porque era necesaria, vital. Ha habido multitud de iniciativas para ofrecer la misa diaria utilizando las nuevas tecnologías. Se han creado infinidad de mensajes ofreciendo apoyo y esperanza. Es emblemática la imagen del sacerdote sentado en una silla, y circundado por unos conos de tráfico, es decir, manteniendo y cumpliendo las indicaciones de las autoridades, y cómo iba ofreciendo el sacramento de la confesión o un tiempo de escucha. Muchas iglesias han permanecido abiertas porque había que cuidar el cuerpo, pero también el alma, que, sin esperanza, muere. Hay una esperanza primera, la que nos dice que vamos a salir de esta situación y, después de ella, recuperaremos una vida normalizada, y la esperanza que va más allá, que nos asegura una vida en plenitud. Esa esperanza está bien fundada en Dios. Iglesias abiertas, sacerdotes al servicio de todos para seguir ofreciendo los sacramentos, para escuchar, para aconsejar, para, con humildad, ser luz y consuelo, apoyo y esperanza.

Solo hay una razón que hace posible toda esta labor: la generosidad. Generosidad de tantas personas como han ofrecido y siguen ofreciendo su tiempo, sus cualidades, lo poco o mucho que tienen. Miles de voluntarios laicos, religiosos y religiosas, sacerdotes, todos; y siempre más allá de lo que la razón humana nos puede señalar. El vértice ha sido nuestro sistema sanitario. Gracias. Pero, y con ellos, muchísimas más personas que han entregado su vida cuando la sociedad más lo estaba necesitando. Vamos a rezar y a dar gracias por tantas personas como nos han ofrecido el bello rostro de la humanidad. También vamos a rezar por los que han fallecido porque se han visto contagiados. Dios sabe ser buen pagador. En él confiamos.

(noticia extraida de www.conferenciaepiscopal.es)

 

 

  • Si quieres formar parte, con tu ayuda a tu parroquia o a tu diócesis, también lo puedes hacer desde la web: www.donoamiiglesia.es