Listado de la etiqueta: Delegación del Laicado

Ejercicios Espirituales para seglares en Sobrado. ¿Te animas a vivirlos?

Con este ritmo frenético de vida que llevamos, si necesitas parar y descansar en el Señor, ponerte a la escucha de Dios y estar más unido a Él, te invitamos a que vivas estos

 

 

  • ¿Donde tendrán lugar?

En el Monasterío de Santa María de Sobrado dos Monxes, en Sobrado (A Coruña)

 

  • ¿Cuando?

Del viernes 14 de junio (18:00h.)  hasta el domingo 16 de junio (16:00 h.)

 

  • ¿Quién los dirige?

El Padre Prior del monasterio: Carlos Gutierrez Cuartango

 

  • ¿Quién los organiza?

La Delegación del Laicado de la Archidiócesis de Santiago de Compostela

 

  • ¿Qué me voy a encontrar?

Un ambiente de retiro espiritual, en silencio, con momentos de oración personal y otros de oración comunitaria, Eucaristía, escucha de la Palabra, contemplación, charlas y acompañamiento espiritualuna verdadera experiencia de oración que busca profundizar y enriquecer nuestra relación con Dios.

 

  • ¿Cuánto hay que pagar?

El precio por la pensión completa de ambos días es de 105 €.

Parejas: 80 €/persona.

Estudiantes y desempleados: 60 €

 

  • ¿Qué tengo que llevar?

Biblia, cuaderno, bolígrafo.

 

  • ¿Cómo me inscribo?

Enviando un mensaje al correo electrónico: laicosarchicompostela@gmail.com

Llamando o enviando WhatsApp al teléfono: 639938216 (Alfredo Losada).

No esperes mucho. Las plazas son limitadas

 

 

¡ANÍMATE A VIVIRLOS!

EL ENCUENTRO CON DIOS ES LA ESPERANZA QUE NO DEFRAUDA

 

 

Revisando e planificando desde o Consello Asesor de Laicos

Na fin de semana do 8 e 9 de xuño celebrouse en Madrid un Encontro do Consello Asesor de Laicos e as Comisións de traballo do Encontro de Primeiro Anuncio que tivo lugar en febreiro.

En total asistiron 18 membros do Consello Asesor de Laicos: Carlos Escribano, arcebispo de Zaragoza e Luis Manuel Romero, presidente e director da Comisión episcopal de Laicos, Familia e Vida da Conferencia Episcopal Española, e varios laicos e laicas, cunha ampla representación das provincias eclesiásticas, incluído o delegado para o laicado da diocese compostelá en representación da provincia eclesiástica de Santiago de Compostela.  Asemade tamén participaron 7 membros das comisións organizadoras do Encontro de Primeiro Anuncio (contidos, loxística, liturxia e difusión).

O sábado centrouse na avaliación profunda e completa de dito Encontro de Primeiro Anuncio, así como dunha reflexión conxunta sobre a continuidade do proceso iniciado co Congreso de laicos de 2020 «Pobo de Deus en saída».  Pola tarde aproveitouse para facer unha visita cultural ao museo e a cúpula da catedral da Almudena, onde se finalizou o día cunha eucaristía.

Na mañá do domingo púxose en común a relevancia da celebración do Congreso nacional sobre Vocacións, que se celebrará do 7 ao 9 de febreiro de 2025, no que se participará non só na súa organización senón tamén no impulso e difusión.

Tamén houbo espazo para facer un discernimento comunitario, a través de reunións por grupo coa metodoloxía da conversa no espírito, en torno ao seguinte itinerario a traballar pastoralmente así como á distribución de tarefas no seo do Consello Asesor de Laicos.

 

 

 

 

¿Quieres saber como celebramos la Primera Jornada Diocesana de Apostolado Seglar en nuestra Diócesis? Aquí te lo contamos.

Este pasado sábado 18 de mayo, víspera de Pentecostés, celebramos con gran alegría en nuestra Diócesis de Santiago la Primera Jornada Diocesana de Apostolado Seglar, con motivo del Día de Acción Católica y Apostolado Seglar el domingo 19.

Organizada por la Delegación del Laicado de nuestra Diócesis, pudimos disfrutar de un verdadero encuentro fraterno en el Seminario San Martín Pinario, muy completo con un momento orante, una interesante ponencia, un trabajo en equipo fructífero, una comida entrañable, una mesa de experiencias compartida por tres laicas de realidades muy diferentes de nuestra diócesis. También pudimos disfrutar de muy buena música de la mano de un cantautor católico. Y tras unos momentos de conversación entre amigos al abrigo del sol, finalizamos esta jornada con pequeño gesto público y la celebración de la Vigilia de Pentecostés en la catedral.

 

 

Así por la mañana, comenzamos con una oración inicial, dirigida por Inma Touris y Lidia, miembros de la Acción Católica General de nuestra Diócesis. Un momento orante tranquilo y sencillo, donde tras un canto de invocación al verdadero protagonista de la Jornada: el Espíritu Santo, pudimos reflexionar sobre un texto bíblico (Mt 28, 16-20) que nos interpeló sobre nuestra llamada y nuestra misión en la Iglesia. «Que todos seamos uno«, «que seamos capaces de reconocer la presencia del Señor todos los días en nuestra vida cotidiana, nuestro trabajo, nuestra vida familiar» y «que con la ayuda del Espíritu Santo podamos llevar a cabo nuestra misión de ser instrumentos del amor de Dios, sobre todo hacia los más descartados y necesitados» fueron algunas de las reflexiones compartidas.

 

 

A continuación, nuestro arzobispo D. Francisco nos dio la bienvenida a esta jornada, recordándonos que «bajo el paraguas de nuestra Iglesia Diocesana, llegados de distintas procedencias, parroquias, movimientos…, estamos aquí convocados desde nuestra vocación (laicos, consagrados, sacerdotes), que nos lleva a la misión de ser testigos de Jesucristo en el mundo, discípulos misioneros en camino, alentados por el Espíritu Santo».

 

 

 

Seguidamente, el delegado para el laicado, Alfredo Losada, fue el encargado de impartir una ponencia en la que profundizó sobre el lema de este año: “Laicos por vocación, llamados a la misión”.

Alfredo comenzó como cabía esperar en este día, vísperas de Pentecostés, recordándonos que cada año Pentecostés es la oportunidad de recibir un «Espíritu renovado» y la posibilidad de sentirnos valientes y activos, como seguidores de Jesús, inspirados frente a la fatiga o la rutina, para responder a la llamada que, desde aquel primer encuentro con Jesús que cambió nuestra vida, nos hizo sentirnos enviados a proclamar y vivir el Evangelio.

Alfredo recordó los tres conceptos más importantes: el primero hace referencia a los laicos por el bautismo. El bautismo como ese sello indeleble, ese sello que marca para siempre, es la incorporación en la Iglesia y que llama a transformar el mundo. El segundo concepto es la vocación a la que llama el Señor, a transformar la situación de sanar heridas, a acompañar a las personas más vulnerables, a las personas que viven solas. Y el tercer término tienen que ver con la misión, la misión de la iglesia que es evangelizar, que es la llamada a anunciar la buena noticia.

Y todo ello nos lleva a hacer una lectura creyente de la realidad, a hacer vida el Evangelio. Así parafraseando el texto bíblico (Lc 4, 18), siguiendo el ejemplo de Jesús, estamos llamados a: anunciar a los pobres, a los descartados la Buena Nueva, dejándonos primeramente evangelizar por ellos, descubrir a Cristo en ellos…; proclamar la liberación de los cautivos, anunciando que somos todos queridos por Dios y que nos espera como al hijo pródigo, no solo a los que están privados de libertad sino también a los que son esclavos del dinero, del aparentar, del creerse autosuficientes…; proclamar la vista a los ciegos, viendo la realidad con ojos misericordiosos, con la mirada de Dios, desde la conversión pastoral y misionera, con una gran apertura de mente y de corazón…; y dar libertad a los oprimidos, oprimidos por el trabajo en condiciones indignas, medios precarios y escasas medidas de seguridad que llevan a la lacra de los accidentes laborales,  siendo conscientes de que cuidar el trabajo es cuidar la vida.

Alfredo terminó su intervención con el tono de esperanza que no defrauda, la esperanza del Jubileo 2025 convocado por el Papa Francisco, en el que se habla de una esperanza renovada, una esperanza en Dios, una esperanza que debemos llevar a quien vive en la penuria, a las personas privadas de libertad, a las personas enfermas, a los jóvenes con futuro incierto, a los migrantes a quien se niega la dignidad, a los ancianos que se sienten solos y abandonados. Debemos recuperar la confianza en los vínculos, en la promoción de la dignidad de la persona y en el respeto a la creación. Una genuina esperanza, anuncio de cielos nuevos y tierra nueva.

 

 

Descarga aquí la ponencia: "LAICOS POR VOCACIÓN, LLAMADOS A LA MISIÓN" en PDF

 

 

Después de un descanso, hubo un trabajo por grupos. En cada uno de los 5 grupos que se formaron, tras la lectura de un pequeño texto introductorio que nos ayudó a ponernos en situación, siguiendo la metodología de la conversación en el Espíritu se debatieron dos preguntas.

La primera pregunta: «Que debemos impulsar comunitariamente na Igrexa para ser esperanza neste mundo?» y nos pedían algunas prioridades en este sentido. Según los testimonios de los participantes resultaron unos debates muy enriquecedores, en los que en escucha unos de otros y en escucha del Espíritu se llegó a varias respuestas que fueron recogidas por los moderadores en una plataforma digital. Se destacaron ideas como: oración comunitaria para discernir qué nos pide Dios; evangelizarnos para evangelizar; espacios de encuentro, acercamiento y acogida de todos sin excepción; conocernos y formar comunidad; unidad en la diferencia impulsando lo que nos une; acompañamiento a las personas heridas; formación en la lectura creyente de realidades que nos lleve a la acción, al movimiento; y muy importante: la ilusión, alegría, valentía y compromiso eclesial y social para denunciar las injusticias de la sociedad, pero desde la perspectiva de la esperanza que nos da el Señor.

Luego se llegó a una segunda pregunta, más personal, «Como podo ser testemuño do amor de Deus nos meus ambientes, no mundo?» y nos pedían que lo concretásemos en palabras que luego, al ser recogidas en la plataforma, formaron una nube de palabras, entre las que destacaban: compromiso, coherencia, oración, alegría, esperanza, presencia, cuidado, servicio, acompañando en el sufrimiento y otras muchas que se pueden ver en la imagen.

 

 

Ya por la tarde, después de una estupenda comida de fraternidad, se celebró una mesa redonda en la que se compartieron tres experiencias, de tres laicas de muy distintas realidades pero unidas por lo principal, una vida desde el Evangelio: por un lado, Yolanda Gómez, una psicóloga que trabaja en el Seminario Menor de Santiago de Compostela, militante en el Movimiento Cultural Cristiano, madre de 4 hijos que nos habló de su experiencia, su motivación y la gratitud que siente desde el corazón por poder estar luchando, desde hace 32 años, en su movimiento cristiano contra las situaciones injustas que le tocan el corazón: situaciones reales de sufrimiento por el hambre, el paro, el trabajo indigno y precario, y siempre desde la esperanza que le da la oración junto con la acción; por otra parte, Nieves Lameiro, una laica de la zona de Mesía, miembro de Cáritas y del equipo de la Delegación del Laicado, madre de 2 hijas, que habló sobre un antes y un después como cristiana a partir de su experiencia de la pastoral en esa zona rural, que comprenden varias parroquias de Ordes y del arciprestazgo de Barbeitos. Como se atrevió a dar el paso que le pedía su corazón y así junto con otras pocas personas comenzaron la andadura de Cáritas, de llevar la Celebración de la Palabra  y de constituir un Consejo Parroquial para 5 parroquias del rural. Muy contenta por la acogida. Todo un testimonio de valentía y confianza en el Señor; y por último Yolanda Sánchez, de A Coruña, economista y delegada de Pastoral Penitenciaria, madre de 3 hijos, que ahora sigue una nueva vocación a la docencia. Ella también compartió con nosotros su testimonio de experiencia de vida desde la fe y el compromiso en todos sus ámbitos no solo laboral, de servicio a los demás concretado en las personas privadas de libertad sino también en su ámbito personal y familiar. Nos indicó que a ella lo le ayuda es el esquema cristiano ver/juzgar/actuar y sobre todo la formación que es la lleva a la acción, a trabajar en equipo dentro de la Iglesia.

Todo ello fabulosamente conducido por el periodista José Videla y amenizado con las canciones con un gran sentido cristiano del cantautor Xaquín Rodríquez Pomares. Un verdadero placer disfrutar de su don para la música y la composición de las letras que nos hicieron reflexionar y también movernos con alegría.

 

 

Y después de la mesa de experiencias tan productiva, en la plaza de la Inmaculada llegó el momento de realizar un pequeño gesto público, portando unas huellas en las que cada uno había escrito la actitud que consideraba necesaria para ser corresponsable en la misión de anunciar y vivir el Evangelio. Las actitudes de: alegría, acogida,  oración, compromiso, escucha, unión/comunidad en Cristo, amor, amistad, humildad, esperanza, paciencia, acompañamiento, disponibilidad, fidelidad y coherencia son las escogieron y escribieron los participantes en estas huellas.

 

 

La jornada terminó con la Vigilia de Pentecostés en la Catedral de Santiago presidida por el arzobispo monseñor Francisco Prieto, acompañado por el Vicario de Pastoral Javier Porro y el Deán José Fernández Lago, miembros del Cabildo, sacerdotes, miembros de vida consagrada y numerosos laicos.

Fue una celebración muy participativa, en la que acogimos el don del Espíritu Santo conscientes de que lo necesitamos para llevar a cabo la nuestra vocación de continuar la llamada de Jesús a ser sus testigos en mundo, siendo corresponsables en la misión evangelizadora de la Iglesia, formando un solo cuerpo, en la diversidad de lenguas, carismas y ministerios, viviendo en unidad y en comunión los frutos del Espíritu.

Además, en esta celebración de la Vigilia presentamos las huellas del gesto como ofrenda, como signo de nuestro trabajo, del trabajo de tantos bautizados, hombres y mujeres de fe, que, en nuestra vida diaria, en lugares y ambientes muy diversos, somos portadores y testigos del Evangelio. Muchos lo  hacemos en pequeños grupos, formando parte de movimientos y asociaciones, otros en comunidad desde nuestras parroquias, pero todos como discípulos misioneros con un compromiso de caminar juntos en nuestra archidiócesis de Santiago de Compostela. Como verdaderos peregrinos dispuestos a llevar la luz y la fuerza del Espíritu de Pentecostés a nuestra sociedad.

Y entre las peticiones al Señor, le pedimos por la conversión pastoral, tan necesaria, que se está llevando a cabo en nuestra Iglesia Diocesana, para que de su mano sean renovadas las estructuras eclesiales y se revitalice la común vocación bautismal de llevar a todos la Buena Nueva de Jesús.

 

 

En la homilía, Monseñor Prieto también pidió en esta Vigilia que el don del Espíritu  se derrame una vez más, de manera abundante, y que “despierte en nosotros de nuevo (…) esa llamada que Dios pone en el corazón, esa llamada a la que Dios nos convoca y por la que nos llama sus hijos e hijas”. Y añadió, que la iglesia también mira hacia la Acción Católica y hacia el Apostolado Seglar, recordando como “todos y cada uno de nosotros por el don del Espíritu que hemos recibido en el bautismo, somos llamados, convocados, a ser hijos e hijas, a vivir y ser un Pueblo de Dios en camino”.

En este sentido, el arzobispo destacó que al ser llamados y convocados “no somos cristianos por una mera tradición. No somos cristianos porque conste la fecha y datos de nuestra filiación en el libro de bautismo de la parroquia. Nos somos cristianos por inercia. Tenemos que descubrir, y esto es obra del Espíritu, que en el don del bautismo hemos sido llamados y convocados a vivir como hijos e hijas de Dios, a vivir en fraternidad en Cristo”. También afirmó que el cristiano es llamado y convocado.  Y desde ahí, “la vocación se expresa en esa riqueza y diversidad de carismas y ministerios donde todos vivimos una verdadera corresponsabilidad siendo pueblo de Dios en camino, siendo Iglesia, laicos y consagrados, sacerdotes. Toda expresión de carisma, de grupo y movimiento de la Iglesia es una convocación del Espíritu”.

Monseñor Prieto invitó a vivir la vida cristiana como esa llamada y misión a la que Dios convoca, a ser también esos testigos de la buena nueva del Evangelio de Cristo Resucitado: “sois y somos convocados, en esta hermosa vocación recibida como a todos por ser bautizados (…), sed por el don del Espíritu, semillas del Evangelio, semillas del mundo nuevo que Dios quiere alumbrar en el corazón de esta humanidad, semillas del Reino de Dios que Dios ha puesto en nuestras manos”.

 

 

Así que podemos concluir que esta Primera Jornada Diocesana de Apostolado Seglar, fue ante todo una alegre y distendida jornada de convivencia fraterna, una experiencia muy enriquecedora con un montón de momentos para recordar, y siempre movidos por el Espíritu Santo. Y como nos invitó nuestro arzobispo al inicio de la misma, debemos guardar esta convocatoria en vísperas de Pentecostés no solo en nuestra agenda física sino también en nuestra agenda de la mente y el corazón. Aseguramos que no será la única. Estad atentos.

 

 

¿Deseas encontrarte con el Señor?, ¿entrar en diálogo con Él?… Este Retiro de Pascua es para ti.

Estamos en el Año de la Oración, un año lleno de oportunidades para dejarnos transformar por el Señor. Para ello, como nos están instando nuestros pastores, el Papa y nuestro arzobispo D. Francisco Prieto:

 

Necesitamos recuperar el deseo de estar con el Señor: de escucharlo y adorarlo. Frente a las urgencias cotidianas, debemos detenernos en una oración de escucha de la Palabra que nos lleve a la acción

 

Jesús nos viene al encuentro hoy, este hoy que estamos viviendo, pero necesitamos entrar en diálogo con Él, hacer un paréntesis en las obligaciones y exigencias de nuestra vida cotidiana, estar un tiempo con nosotros mismos y con Dios, orando y meditando en un clima de silencio.

 

Una buena oportunidad para hacerlo nos la ofrecen desde la Delegación del Laicado de nuestra diócesis compostelana que nos invitan a participar y vivir este RETIRO de PASCUA, titulado “TRANSFIGURACIÓN” basado en la Espiritualidad del Padre Ignacio Larrañaga, fundador de los Talleres de Oración y Vida (TOV) y dirigido por Jesús Peón Cardeiro.

Este retiro, donde contemplaremos la Transfiguración como manifestación de la gloria de Dios,  nos prepara en 4 aspectos:

1. Oración Personal como la hacía Jesús
2. Humildad como María, como Jesús
3. Fraternidad o Disposición al Servicio
4. Autocrítica para analizar nuestro caminar a la luz de la figura de Jesús

 

Tendrá lugar el Sábado 20 de abril de 2024, de 10:00 a 20:00 h., en el Monasterio de Santa María de Armenteira,

Incluye comida (precio 12 €) y es necesario traer Biblia, cuaderno y bolígrafo

SON PLAZAS LIMITADAS.   Hay que inscribirse antes del 17 de abril en el siguiente enlace
.
INCRIPCIÓN AQUÍ
.

 

Más información: D. Alfredo Losada ( Tel: 639938216)

 

 

 

 

Jornada Diocesana «Ecos del Encuentro del Primer Anuncio»

Ayer sábado 23 de marzo, tuvo lugar en la Casa de Ejercicios de Santiago de Compostela el encuentro diocesano “Ecos del Primer Anuncio”.

 

El comienzo de la jornada, a las 10:00hs., fue orante. En la capilla, Reme, de Talleres de Oración y Vida, guio la oración.

 

 

Ya en la sala de reuniones. Alfredo Losada, delegado para el laicado, presentó la importancia del Primer Anuncio en la vida cotidiana. Y para eso son necesarios 4 momentos: el primero, estar presentes (Presencia) en los “entornos donde nos movemos, hacer una lectura creyente de la realidad, analizar las situaciones desde la mirada de Jesús”. Después, ser testigos (Testimonio) de la bondad infinita del Dios-Amor, con hechos concretos. En tercero lugar, hablar con las personas (Diálogo) puesto que “es en los otros cuando nos encontramos” con el “Otro”. Y tras esos pasos, si el momento es propicio, anunciar (Anuncio) el amor de Dios, de la manera que cada uno vea, de un “Dios que nos acompaña, que nos salva, nos libera y nos llama a construir el Reino”. Se trata de ir a lo fundamental, a lo nuclear, al Primer encuentro con Jesucristo: “Necesitamos comunidades que les acojan, preparadas. Quizá debemos implementar equipos de acogida”.

Posteriormente cuatro personas enviadas al Encuentro de primer anuncio de Madrid, compartieron el que vivieron: el diácono Ignacio, de Fisterra, dos laicas: Marina, de la parroquia de Santa María de Pontevedra, y Romina, de la parroquia de San Fernando de Santiago, y el arzobispo de Santiago mons. Francisco Prieto, que no solo compartió también su experiencia, sino que animó a los presentes a cultivar el encuentro con Jesús: “vivamos el cuidado mutuo en las comunidades y la alegría Pascual de una manera esperanzadora”.

 

 

Tras el descanso, el delegado para lo Primero Anuncio, Javier García, compartió la necesidad de que en el centro de la acción pastoral esté el Primer Anuncio: “Es importante discernir como introducir elementos kerygmáticos en las actividades pastorales. Pero también conviene que haya estructuras de Primer Anuncio en la Diócesis”.

Finalmente, un trabajo por grupos donde salieron acciones pastorales comunes con elementos del kerygma (grupos de acogida en la parroquia, vivencia de la enfermedad con esperanza, oratorio para niños y niñas de catequesis, etc.) con otras acciones de primer anuncio en salida (estar presentes con voz profética, visibilidad en los medios de comunicación, transmitir alegría y escucha activa y respetuosa).

 

 

Una mañana provechosa, en la que se discernió la importancia de una Iglesia en salida y abierta, y en la que en especial laicos y laicas tenemos la responsabilidad de la misión de evangelizar en la Iglesia y en el mundo.

Alfredo Losada, Delegado del Laicado

 

 

 

Fuente: pastoralsantiago.org

 

 

23 de marzo, Jornada Diocesana de Primer Anuncio.

El pasado mes de febrero la Iglesia española convocó un gran Encuentro sobre Primer Anuncio, con participantes de todas las diócesis de España. De nuestra diócesis de Santiago solo pudieron participar 14 personas: laicos, laicas, diáconos, sacerdotes de distintas realidades y delegaciones junto con nuestro arzobispo D. Francisco.

La experiencia ha sido tan rica y tan potente que la queremos compartir con todos!!!

Por eso, la Delegación para el Laicado y la Delegación para el Primer Anuncio de la Archidiócesis de Santiago de Compostela vamos a organizar una “Jornada Diocesana de Primer Anuncio” sobre los Ecos del “Encuentro de Laicos sobre Primer Anuncio” celebrado en Madrid en febrero 2024

Será una jornada abierta y gratuita, el sábado 23 de marzo de 2024, con un horario de 10:00 a 14:00 h. 

Tendrá lugar en Santiago en la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales (Avda das Ciencias s/n, Campus Sur)

Hay posibilidad de quedarse a comer (precio comida 15 €, pago en efectivo allí)

 

¡No dejes pasar esta gran oportunidad!

¡Inscríbete!, rellenando el siguiente formulario:

 

Formulario de INSCRIPCIÓN

 

 

 

 

 

Así se viviu a Xornada Diocesana de Primeiro Anuncio

Este sábado tivo lugar na Casa de Exercicios Espirituais de Santiago a Xornada Diocesana de Primeiro Anuncio en camiño ao Encontro nacional de laicos sobre Primeiro Anuncio do 16 ao 18 de febreiro en Madrid, organizada pola Delegación para el Laicado e a Delegación de 1er Anuncio da Arquidiocese de Santiago de Compostela.

 

 

Comezouse cun momento de oración na capela, preparado por Javier e Montse, en torno ao Espírito Santo e o encontro persoal con Cristo.

 

 

Xa nunha sala ateigada de xente (unhas 60 persoas asistentes, de toda a archidiocese) o delegado de Primeiro Anuncio, Javier García, presentou nunha breve charla unhas aclaracións en torno ao Primeiro Anuncio, e ás necesidades para impulsarlo na acción pastoral da Igrexa: cómpre xerar estruturas, hai que prepararse e involucrar a toda a Igrexa, para ser quen de xerar unha nova cultura, o que pasa por cambiar as prioridades pastorais investindo en medios, persoas e cartos, para promover procesos que formen parte da pastoral ordinaria.

 

 

Despois houbo un traballo por grupos nos que se dialogou sobre as cuestións prioritarias para animar na diocese cambios reais en torno ao Primeiro Anuncio. Tras o descanso, durante o cal reparamos forzas cun café e un biscoito caseiro, púxose en común o traballado.

Foi un espazo moi produtivo, onde se recalcou a necesidade de fomentar por unha banda a oración persoal e comunitaria para facer experiencia do amor de Deus, e por outra banda, ser testemuñas coas nosas vidas. Insistiuse na necesidade de cambiar a mentalidade para redescubrir a Xesús como modelo de vida, así como da importancia da colaboración do clero e o laicado, con consellos pastorais nas parroquias e equipos interparroquiais.

 

 

A intervención do arcebispo D. Francisco foi moi clarificadora, poñendo o acento pastoral na volta ao esencial: o encontro transformador de Xesucristo. Isto debe levarnos a tres notas: nacer de novo ao espírito, recoñecer a Deus no partir do pan e dar a vida polos demais.

O delegado para o laicado, Alfredo Losada, enmarcou a xornada no traballo pastoral en torno aos catro itinerarios surxidos no Congreso de laicos e a carta pastoral de advento do arcebispo de Santiago. Fixo fincapé en que a misión de evanxelizar ten orixe na vocación bautismal e que o compromiso misioneiro debe levarnos ao cambio das realidades máis cercanas e sentir e vivir ao estilo de Xesús de Nazaret.

 

 

 

Finalizou a xornada co envío misioneiro por parte do arcebispo D. Francisco dos asistentes da diocese ao «Encontro nacional de laicos sobre Primeiro Anuncio».

 

 

 

 

 

Jornada Diocesana en camino al Encuentro Nacional de Laicos sobre el Primer Anuncio

La Delegación para el Laicado y Delegación para el Primer Anuncio organizan la Jornada diocesana en camino al Encuentro nacional de laicos sobre el Primer Anuncio, que tendrá lugar en la Casa de Ejercicios de Santiago de Compostela el próximo sábado 20 de enero de 2024 de 10:00 a 13:30hs.

Es una Jornada abierta a participantes del congreso de laicos, miembros de asociaciones y movimientos laicales, participantes en EDAP y grupos sinodales, participantes del Encuentro nacional del primer anuncio, y cualquier laico, sacerdote, diácono o miembro de la vida religiosa interesado en el primer anuncio.

Desde el Congreso de laicos de 2020 se marcaron cuatro itinerarios pastorales a tener en cuenta en nuestra Iglesia: primer anuncio, acompañamiento, procesos formativos y presencia en la vida pública.

En este bienio 23-24 se está focalizando la actividad pastoral en el primer anuncio, siendo un hito dentro de este camino el Encuentro nacional de laicos sobre el primer anuncio, que tendrá lugar en Madrid, del 16 al 18 de febrero.

Por este motivo, desde la Comisión Episcopal de Laicos, Familia y Vida se ha presentado una propuesta de trabajo para “poner al mayor número de personas de nuestras diócesis, asociaciones y movimientos en sintonía con el objetivo que perseguimos: dar un impulso comunitario al Primer Anuncio en todos los ámbitos de la Iglesia española”. Dicha propuesta es celebrar un Encuentro en cada diócesis para dialogar y discernir procesos, proyectos y acciones concretas que debemos seguir dando con respecto al Primer Anuncio.

Ese Encuentro diocesano es la jornada del sábado 20 de enero, que tendrá el siguiente desarrollo: tras la oración inicial, habrá una breve comunicación sobre los rasgos del primer anuncio, destacando que todos los bautizados estamos llamados al mismo. Después habrá un trabajo por grupos para reflexionar sobre las implicaciones del Primer Anuncio en la pastoral (parroquias, movimientos, diócesis). Tras una pausa/café se pondrá en común lo dialogado y se presentará la Delegación para el Primer Anuncio. Por último, habrá un envío oficial de los diocesanos que acudirán al Encuentro nacional de laicos sobre el primer anuncio.

Se hace invitación a participar en este Encuentro para conocer más de cerca aquello sobre lo que el arzobispo de Santiago, mons. Francisco Prieto, resaltaba en su Carta Pastoral de Adviento de 2023: “En toda renovación eclesial, el primer anuncio o kerygma debe ocupar el centro de la actividad evangelizadora.”

 

 

Noticia extraída de: pastoralsantiago.org

Objetivos para el año de la Delegación del Laicado de nuestra archidiócesis.

Nuestro delegado para el Laicado de la archidiócesis de Santiago de Compostela, Alfredo Losada,  nos explica brevemente cuales son los objetivos de esta delegación para este año:

 

 

 

 

El nuevo equipo de la Delegación del Laicado de nuestra diócesis ya hemos comenzado a caminar juntos…

La primera reunión de trabajo tuvo lugar en la Casa diocesana de Ejercicios de Santiago, estando presentes los nuevos miembros del equipo de la Delegación del Laicado, incluido nuestro delegado, Alfredo Losada. De esta forma, comenzamos a caminar juntos en esta nueva etapa de renovación pastoral en nuestra archidiócesis con muchas ganas e ilusión.

Como no podía ser de otro modo comenzamos nuestra reunión con un momento de oración, poniéndonos a disposición del Espíritu Santo, teniendo muy presente la Iglesia que sueña y que debemos contribuir a construir con nuestros dones y nuestro esfuerzo…

 

«Sueño con una Iglesia consolidada en el mensaje de Jesús, una Iglesia evangelizadora, que trasmita la felicidad que nace del evangelio.

Una Iglesia en la que  se nos llama a cada uno por su nombre, pero que pongamos nuestro yo al servicio de la comunidad

Una Iglesia que tuviese experiencia de Dios.

Una Iglesia que utilice el encuentro, la acogida y la escucha como herramientas para la misión. Una misión a la que hay que ser fieles.

Una Iglesia en misión, de puertas abiertas, en la que todos interactuemos.

Una Iglesia sin muros, Una Iglesia sin miedos a abrirnos a las realidades. Una Iglesia extrovertida.

Una Iglesia de cristianos hermanados en peregrinación con Cristo.

No quiero una Iglesia vieja, tradicional, jerárquica, rancia y oscura.

Quiero una Iglesia clara, limpia, renovadora, sencilla, actualizada, que irradie felicidad»

 

Tras la oración, llegó el turno de las presentaciones, que nos permitió conocernos ya que algunos ya habíamos coincidido y trabajado juntos pero otros no. El equipo está formado por 6 personas de distintas procedencias, profesiones, colaboraciones dentro de la Iglesia (Cáritas, COF, Centro Diocesano de Escucha, pastoral penitenciaria, HOAC,..) eso si muy compenetrados al estar todos unidos por el mismo Espíritu que nos guía en el camino.

Y luego ya nos pusimos sin demora manos a la obra:

El delegado nos comentó la estructura de nuestra Delegación de Laicado dentro de la renovación que nuestro arzobispo D. Francisco está llevando a cabo en la Diócesis. También nos marcó cuales serán los ejes de nuestro equipo de trabajo: sinodalidad, discernimiento, diálogo y escucha.

Y pasamos a trabajar a fondo sobre alguna de las actividades y proyectos a realizar  próximamente en la Delegación y que os mantendremos informados.

Terminamos con una propuesta de trabajo a la siguiente reunión, donde estableceremos los objetivos y las competencias de la Delegación, así como las coordinaciones con otras instancias de la diócesis: vicarías, delegaciones, movimientos y asociaciones laicales…

 

Sin duda, una reunión muy fructífera con muy buen ambiente de trabajo.  Así da gusto caminar…