Entradas

¡Pongámonos en camino en nuestra Diócesis de Santiago! ¡Contamos contigo!. Asamblea Diocesana de fin de curso pastoral.

 

“El próximo sábado 25 de junio tenemos un compromiso. Un encuentro muy importante en el que queremos que estés presente”.- con estas palabras con la que comienza este vídeo, el obispo auxiliar, monseñor Francisco Prieto, nos invita a todos los diocesanos a participar de la Asamblea Diocesana de final de curso, que tendrá lugar el próximo día 25 de junio en el Colegio La Salle, a partir de las 10:45 horas.

Además en una carta previa  dirigida a los sacerdotes, diáconos, consagrados y laicos de la Diócesis de Santiago, el obispo auxiliar, D. Francisco, también nos invitaba  a todos a participar en esta Asamblea tan importante para nuestra diócesis. El texto de la carta enviada por monseñor Francisco Prieto es el siguiente:

 

Estimados amigos:

Tras dos años en los que la pandemia afectó a la vida de cada uno de nosotros, de nuestras familias y a la acción pastoral diocesana y parroquial, es el momento de volver a encontrarnos para reavivar una llamada fundamental: ser Iglesia, Pueblo de Dios, en Santiago de Compostela, a través la diversidad de rostros y carismas que muestran la riqueza de nuestra comunidad diocesana en sus sacerdotes, laicos y consagrados, en todas las edades, en cada una de las parroquias y comunidades, en los grupos y movimientos.

Por ello, os invitamos a participar en la Asamblea Diocesana que tendrá lugar el próximo 25 de junio, en el Colegio La Salle (Santiago de Compostela). Será una jornada para celebrar y orar, escuchar y compartir, una oportunidad para renovar la esperanza en Cristo y el compromiso de seguir sembrando el Evangelio, siendo una Iglesia que camina unida.

El programa de la Asamblea será:

10,45 – 11 h: Acogida

11,00 h: Primera parte
 Oración inicial
 Dos años de pandemia
 Año Santo
 Fase diocesana Sínodo

12,15 – 12,45 h: Descanso

12,45 – 14 h: Segunda parte
 Testimonios
 Plan Pastoral trienal
 Palabras finales del Sr. Arzobispo

14,30 h: Comida (comedor Facultad de Medicina)

Para inscribirse en la Asamblea y en la comida (15€ c/u: se abona al llegar a la Asamblea):

https://archicompostela.es/asambleadiocesana/

Alentados por el Espíritu del Señor a seguir caminando juntos, os saludo cordialmente, al amparo de la Virgen María y del Apóstol Santiago en este Año Santo.

 

+ Francisco J. Prieto Fernández
Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela

 

No te quedes fuera.
.
“¡Pongámonos en camino en nuestra Diócesis de Santiago! ¡Contamos contigo!”

 

 

 

Fuente: archicompostela.es

Crónica de la Asamblea Final del Sínodo en España, por Alfredo Losada, coordinador del equipo sinodal diocesano de Santiago

El pasado sábado, 11 de junio, tuvo lugar en Madrid la Asamblea Final Sínodal con la que concluyó la fase diocesana del Sínodo 2021-2023: “Por una Iglesia Sinodal: Comunión, Participación y Misión” en España.

Se reunieron en esta jornada más de 600 representantes de todas las 70 diócesis españolas, de las congregaciones religiosas, de movimientos y distintos grupos eclesiales. De nuestra Archidiócesis de Santiago de Compostela participaron además del equipo sinodal diocesano, varios laicos implicados en los trabajos de los grupos sinodales en nuestra fase diocesana, acompañados de nuestros pastores, D. Julián y D. Francisco.

 

 

El coordinador del equipo sinodal de nuestra diócesis y vicedelegado de Apostolado Seglar , Alfredo Losada,  nos remite su crónica de lo más destacable en esta Asamblea:

.

Palabras del Nuncio de Su Santidad en España, Bernardito Auza

El entusiasmo en el proceso ha sido excepcional, ha dicho el nuncio en España. La Iglesia en España ha sido movida por el Espíritu Santo, en los diversos ámbitos, haciendo visible una corresponsabilidad en la experiencia sinodal. Los encuentros mantenidos y los trabajos sinodales son una prueba de amor para con la Iglesia en España y el mundo en comunión con el Papa Francisco.

La experiencia de los encuentros ha sido una experiencia de ir juntos con el Señor: todos juntos en sinodalidad y disponibilidad hemos respondido a la invitación del Señor. Que sigamos caminando juntos incluso después del Sínodo de los obispos.

.

Vídeo mensaje del cardenal Mario Grech

Bienvenido, Pueblo de Dios en salida, en camino. En nombre del equipo sinodal nos brota del corazón un ¡gracias!. Hemos vivido una experiencia de comunión. Esa es la verdadera experiencia sinodal. Los laicos han sido los grandes protagonistas.

 

 

Nuestra Iglesia española no partimos de cero: el Congreso de laicos nos ha facilitado este proceso sinodal. Seguimos caminando. El camino por recorrer es: el Espíritu Santo suscita a todos, estamos construyendo las bases de la Iglesia del futuro.

 

Testimonio del centro penitenciario

Un interno del centro penitenciario de Teixeiro ofreció un testimonio de la reflexión sinodal en la cárcel. En especial, su agradecimiento a Juan, el capellán, por su sonrisa y por hacer que los ruidos dentro de la prisión pudieran desaparecer al menos en el momento de la Eucaristía.
“Para mí el Sínodo ha sido gratificantes, hablar como hermanos, que aunque muchos nos dejaron atrás, la Iglesia no lo había hecho.

Teníamos una amistad más cercana. Hubo seis reuniones, en la que participamos doce compañeros. Por cada pregunta había doce respuestas diferentes, pero en una coincidíamos: guardamos un recuerdo bueno de nuestros párrocos.

Ha sido la ocasión de escucharnos en la Iglesia, porque había sido yo quién me había alejado de la Iglesia. Para mí lo más importante es que necesitamos perdonarnos a nosotros mismos y también perdonar a los demás. Estas reflexiones se las presentamos a don Julián. Nunca es tarde para escoger el camino correcto y para amar y dar gracias a Dios.”

 

Somos familia que nos reunimos para hacer Iglesia

Ha habido un impacto en los laicos, ha habido grandes experiencias, escuchas y experiencias valiosas en cárceles, en residencias, en alumnado promovido por profesores de religión, etc-
La sensación general es de gratitud, lo más valorado es el proceso mismo, la experiencia de comunión. No se trataba de rellenar un cuestionario, sino una manera de seguir trabajando.
Vivimos un tiempo especial de gracia, es el Espíritu Santo el que inspira, y entendemos que nos llama a una fuerte conversión personal, comunitaria y pastoral. Hay un llamado a vivir una espiritualidad fuerte que nos ayude a madurar en nuestro compromiso. Nos preocupa que la conversión debe afectar a la organización de nuestra Iglesia para que todas las estructuras se vuelvan más misioneras.

 

 

Subrayados (a modo de decálogo) de Síntesis

Se destacaron por parte de los asistentes al Encuentro diez puntos: la necesidad de una conversión personal, que nos lleve a la esencia de nuestra misión: evangelizar; una apuesta por impulsar procesos formativos integrales, continuos y permanentes; una renovación de las celebraciones litúrgicas, haciéndolas más participativas y comunitarias; continuar trabajando con espíritu sinodal en la vida diocesana y de toda la Iglesia; el papel de la mujer en la Iglesia: se ve imprescindible su presencia en los órganos de responsabilidad y decisión de la Iglesia; superar el clericalismo “bilateral” (exceso de protagonismo de sacerdotes y defecto en la responsabilidad del laicado); necesidad de promover el acompañamiento, tanto a sacerdotes, como laicos y laicas que trabajan en la vida social; una apuesta decidida por la pastoral rural y por un acercamiento a los jóvenes; la complementariedad de las tres vocaciones y un redescubrimiento del bautismo; la familia como elemento de evangelización.

En definitiva: percibimos que estamos asentando las bases para una nuevo modo de trabajar y de ser Iglesia, y ello ilusiona y anima al Pueblo de Dios que peregrina en España.

 

 

 

 

También te puede interesar:

 

Concluye la fase diocesana del Sínodo 2021-2023 con una Asamblea final el 11 de junio en Madrid

 

La Iglesia en España celebró el sábado 11 de junio la fiesta del Sínodo. Pasadas las 11.00 horas daba comienzo, en la Fundación Pablo VI, la Asamblea final con la que se cierra la fase diocesana del Sínodo 2021-2023.

 

 

Han sido testigos de este gran acontecimiento de la Iglesia en España alrededor de 600 personas de todos los ámbitos eclesiales. Han estado presentes 58 obispos; el nuncio apostólico en España; 80 sacerdotes; 360 laicos; así como más de 100 representantes de la vida consagrada: religiosas y religiosos, monjas de clausura, miembros de Institutos seculares, vírgenes consagradas; y miembros de otras confesiones religiosas.

 

 

El momento central del encuentro llegó a las 12.30 h. Es el tiempo marcado para conocer la síntesis final. Isaac Martín, laico de la diócesis de Toledo; Dolores García, presidenta del Foro de Laicos; y Olalla Rodríguez, laica de la Renovación carismática católica son las voces del equipo sinodal que ha redactado este documento a la luz de todas las aportaciones que se han recibido desde las 70 diócesis, de la vida consagrada, movimientos, asociaciones y todos aquellos colectivos o personas individuales que han querido sumarse a esta invitación del papa Francisco.

 

 

La presentación de esta síntesis es una radiografía de lo que ha supuesto la fase diocesana del Sínodo en la Iglesia peregrina en España. El acontecimiento eclesial que ha conseguido convocar a más gente para un trabajo continuado en la experiencia de la Iglesia en España. Ha implicado a casi 220.000 personas, con más de 14.000 grupos, la mayoría en parroquias, pero también en numerosas congregaciones religiosas, regionales, monasterios de clausura, Cáritas diocesanas, movimientos y asociaciones laicales e institutos seculares.

 

 

Descargar Síntesis

 

Lo más valorado ha sido el proceso mismo: una Iglesia que se encuentra para escucharse y ponerse en discernimiento, dando continuidad al camino que se emprendió en el Congreso de Laicos de febrero 2020.

De hecho, este movimiento sinodal comenzó su andadura superando las dificultades de la pandemia y de la falta entusiasmo, especialmente por parte de algunos sacerdotes. Y al terminar el proceso, los grupos han mostrado su profundo agradecimiento por este tiempo vivido: un momento de gracia, construido desde la escucha mutua, activa y respetuosa, la apertura para hablar con franqueza, compartiendo experiencias gratificantes y con intercambios constructivos.

Desde los grupos sinodales se lanzan dos ideas para avanzar en la misión de la Iglesia: la conversión personal y la proximidad. Una fuerte conversión personal, comunitaria y pastoral a través de la oración, los sacramentos y la formación. Y la proximidad, siendo una Iglesia que escucha, acompaña y se hace presente donde están quienes necesitan tanto acompañamiento material como espiritual.

Para hacerlo posible se resalta la importancia de la complementariedad y la corresponsabilidad de las tres vocacioneslaicado, sacerdocio y vida consagrada. Para ello, se advierte, hay que evitar el clericalismo, la falta de compromiso laical o perder la esencia de la vida consagrada. Y crecer en la identidad que cada uno tiene y en su misión en cada campo de la Iglesia.

En las aportaciones de los grupos de trabajo se resumen tres llamadas entrelazadas entre sí.  Crecer en sinodalidad, lo queexige formación en sinodalidad, capacidad de acogida, escucha activa, comprensión, acompañamiento y discernimiento. Dar cabida a las preguntas con el fin de conocer, a partir de la escucha abierta a las aportaciones de todos, el plan de Dios para este tiempo y para este lugar. Promover la participación de los laicos, empezando por definir los asuntos respecto de los cuales sus participaciones tienen carácter decisorio, especialmente en aquellos campos que son más propios de su vocación en el mundo. Y superar el clericalismo, compartiendo responsabilidades, lo que también implica, en ocasiones, vencer la pasividad y la falta de implicación de muchos fieles laicos en la edificación de la Iglesia.

 

 

Los participantes evaluaron el proceso sinodal, que ha obtenido un 7,5 . El resultado de los trabajos por grupo se resume en diez ideas fundamentales: Conversión personal, Formación, Liturgia, Sinodalidad, Mujer en la Iglesia, Clericalismo bilateral, Acogida, Discernimiento, Pastoral familiar y jóvenes, Continuidad del proceso. También se han expuesto algunas lagunas: La ausencia de niños, mayores y discapacitados, Pastoral vocacional y la referencia al diaconado permanente y Palabra, Primer anuncio, misión, comunicación.

 

 

Después de exponer los resultados de los trabajos por grupos, el arzobispo emérito de Zaragoza, Mons. Vicente Jiménez, coordinador del equipo sinodal, ha entregado al presidente de la CEE un pendrive con la síntesis final y las nuevas propuestas. Una vez incorporadas, la síntesis se enviará a la Secretaría General del Sínodo junto con todos los materiales y anexos recibidos.

 

 

 

Ya por la tarde, a las 17.00 horas, se ha celebrado la Eucaristía para dar gracias al Padre por haber puesto a la Iglesia universal en el camino sinodal”, como ha señalado el cardenal Omella al iniciar su homilía. Agradecimientos también al Santo Padre y a los grupos sinodales por todo el trabajo realizado en esta fase diocesana. “Estoy seguro de que, pese a las dificultades que hayan podido surgir, todos nos hemos sentido llamados a hacer camino juntos, animados por el Espíritu Santo”. También ha resaltado la importancia de que “este proceso que hemos iniciado no se acabe hoy aquí. Que no sea un momento puntual, sino el inicio de un largo recorrido, porque el Señor nos quiere juntos, quiere que avancemos juntos como «pueblo de Dios en marcha» bajo la guía del Espíritu Santo”. “Estamos llamados a ser signo de comunión en medio de nuestra sociedad“, para ello “es necesario romper los muros que nos separan y tender puentes. Que estos trabajos del Sínodo nos enseñen a acoger a los demás, a superar las diferencias y a contemplar a nuestros hermanos con la mirada de Dios Padre. Seamos una Iglesia sinodal, como la que nos pide el papa Francisco: una Iglesia en salida, misionera, familiar, con las puertas abiertas.”

 

Descargar Homilia

 

 

El secretario general de la CEE, Mons. Luis Argüello, ha sido el encargado del acto final de envío: “ahora, somos enviados a seguir peregrinando como discípulos-misioneros por quien es Camino, Verdad y Vida y a sembrar en nuestra sociedad la novedad del Evangelio. Salgamos a los caminos “sin que nos escandalicen y desanimen las dificultades, pues la mesa de la Comunión está definitivamente puesta y la senda de la Misión está definitivamente abierta”.  “Id, amigos y hermanos. El Señor os envía como sembradores de la buena semilla del Reino. Ahondad en vuestra participación en el Misterio, para que la Comunión se afiance y ensanche y la Misión se adentre en la espesura de la historia, hasta que Él vuelva”. Con estas palabras ha concluido  la fase diocesana del Sínodo 2021-2023: “Por una Iglesia Sinodal: Comunión, Participación y Misión”.

Como símbolo de “envío” se ha entregado a los participantes un pequeño saquito de semillas, elaborado por las Monjas Concepcionistas de Osuna (Sevilla).

 

Descargar Envío

 

Concluía así esta Asamblea convertida en un día festivo, de encuentro, de experiencias compartidas y con la esperanza puesta en este camino que se ha comenzado, pero que hoy no termina.

 

Más información en el siguiente enlace: https://www.conferenciaepiscopal.es/asamblea-final-del-sinodo-junio-2022/

 

También te puede interesar:

 

La Iglesia en España celebra el 11 de junio la Asamblea final del Sínodo

 

 

La Iglesia está en camino siempre. Es el esfuerzo de la Iglesia sinodal la que nos pone en movimiento.

El 17 de octubre de 2021 se iniciaba la fase diocesana del Sínodo sobre la sinodalidad convocado por el Papa Francisco. Una fase centrada en las Iglesias particulares y otras realidades eclesiales que han puesto “en escucha” a todo el Pueblo de Dios, sin excluir a nadie.

Este proceso de escucha y discernimiento se ha ido concretando en las asambleas particulares.

El sábado 11 de junio tendrá lugar la Asamblea final del Sínodo en Madrid, donde se presentará la síntesis que recoge todas las aportaciones. La Fundación Pablo VI reunirá a representantes de todas las diócesis, de las congregaciones religiosas, de movimientos y los distintos grupos eclesiales.

De nuestra archidiócesis de Santiago de Compostela participarán además de nuestros pastores, D. Julián y D. Francisco, los miembros del equipo sinodal y algunos representantes de los  distintos grupos sinodales que durante estos meses participaron en esta fase diocesana del Sínodo que ahora termina, como nos comenta, Alfredo Losada, vicedelegado de Apostolado Seglar y coordinador diocesano del Sínodo en Santiago de Compostela

 

 

 

 

Fuente: conferenciaepiscopal.es

Mons. Julián Barrio reúnese co Equipo sinodal diocesano

 

 

Este luns 16 de maio, o Equipo sinodal diocesano (do que forma parte mons. Francisco Prieto, bispo auxiliar) mantivo unha reunión de traballo con mons. Julián Barrio, sobre a marcha do proceso sinodal.

Na mesma, o Equipo sinodal fixo entrega ao arcebispo de Santiago de Compostela do documento de Síntese das conclusións enviadas polos grupos de reflexión sinodal que se constituíron e traballaron os materiais en torno ao Sínodo sobre a sinodalidade convocado polo papa Francisco.

Ao longo destes meses máis de 60 grupos pertencentes a máis de 50 realidades eclesiais de todo tipo ao longo da diocese, remitiron ao Equipo sinodal reflexións e propostas sobre os tres eixos do proceso sinodal: comuñón, participación e misión.

A labor de síntese foi complexa, por unha banda debido a diversidade de propostas, e por outra banda, debidos aos xa sabidos problemas para manter reunións motivadas polas restriccións sanitarias. Asemade, a dificultade vén tamén determinada polo feito de que a síntese diocesana ten que ter unha determinada estrutura e non pode superar dez páxinas para poder ser recibida polo Equipo sinodal da Conferencia Episcopal Española.

A Síntese diocesana, tras as achegas do Sr. Arcebispo, será en primeiro lugar trasladada a todos os grupos sinodais, como mostra e signo de comuñón, de transparencia e de participación no proceso sinodal. Posteriormente, será tamén presentada no Consello Pastoral Diocesano e, finalmente, na Asemblea final de curso, para o coñecemento de todo o Pobo de Deus que peregrina na nosa diocese compostelana.

 

 

Claves sobre cómo hacer realidad la Sinodalidad

El pasado sábado 26 de marzo tuvo lugar la Conferencia online “¿Cómo hacer realidad la Sinodalidad?” impartida por D. José San José, operario diocesano y catedrático y decano de la Facultad de Derecho Canónico de la UPSA. En esta jornada que fue organizada por la Comisión Episcopal para Laicos, Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española, participaron unas 1.200 personas online.

El acto fue presidido por el arzobispo de Zaragoza y presidente de la Comisión Episcopal para Laicos, Familia y Vida, D. Carlos Escribano y moderado por con Eva Fernández, miembro del Consejo Asesor de Laicos y presidenta de Acción Católica General. También estuvieron presentes los miembros del Consejo Asesor de Laicos.

Durante la intervención, se unieron más de 1.200 personas interesadas en el proceso sinodal como los diferentes delegados diocesanos de Apostolado Seglar, miembros de movimientos, asociaciones e Institutos de Vida Consagrada y congregaciones, docentes católicos, así como los responsables y miembros de los equipos sinodales de las diócesis.

D. José San José Prisco, explicó dos aspectos relacionados sobre la sinodalidad que justifican la reforma propuesta por el Papa. En la primera aportación, se ha referido a la verdadera y falsa sinodalidad. La segunda intervención ha versado sobre la colaboración de los laicos, desde su propia vocación, en la tarea de hacer camino juntos en las estructuras de la Iglesia diocesana.

El ponente recordó los pasos dados desde el Concilio Vaticano II y la profundización en la teología del Pueblo de Dios que ha tenido un último despliegue en la constitución apostólica Episcolapis Communio de 2018, promulgada por el Papa Francisco. El decano explicó la utilidad y versatilidad del Derecho Canónico al servicio de la misión de la Iglesia, pero subrayando la identidad de ésta para no desvirtuar lo que significa verdaderamente la sinodalidad. “La Iglesia es Pueblo de Dios, es comunión y es sinodal y el Código de Derecho Canónico es un instrumento necesario para poner en marcha este proceso, siempre en estrecha colaboración de forma interdisciplinar con la Teología” insistió. También destacó que la sinodalidad es inclusión y en ella confluyen tres elementos: la consulta al Pueblo de Dios –incorporada por el Sínodo de los Obispos como elemento imprescindible en el proceso sinodal–, el discernimiento en común, y la toma de decisiones. “Los fieles laicos tienen mucho que aportar a este proceso, participando activamente a través de las estructuras diocesanas, que ya existen, o creando nuevos espacios de participación”.

Para el especialista en derecho canónico, el camino sinodal es un camino de escucha del Espíritu, y una llamada a la conversión personal, comunitaria y eclesial. “Es un camino de conversión espiritual y pastoral que exige actitudes nacidas del Espíritu para su puesta en práctica”, aseguró. El verdadero valor, según San José Prisco, es conseguir una Iglesia renovada que se alimente escuchando la Palabra de Dios, a partir de la tradición recibida, y con un proceso de revisión sobre la forma de estar y de actuar de los cristianos.

José San José Prisco es autor del libro Sinodalidad. Perspectivas Teológicas, Canónicas y Pastorales, recientemente publicado por la editorial Sígueme.

 

Puedes ver la conferencia completa a continuación:

 

 

Noticia extraída de: www.laicos.conferenciaepiscopal.es/

¿Cómo hacer realidad la sinodalidad?.. La respuesta el 26 de marzo en una conferencia online que no te puedes perder.

 

La Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida de la CEE organiza la conferencia online ¿Cómo hacer realidad la Sinodalidad? por D. José San José Prisco, Catedrático y Decano de la Facultad de Derecho Canónico (UPSA).

Esta cita formativa será el sábado 26 de marzo de 10.30h a 13.30h y está dirigida a delegados de Apostolado Seglar de las diócesis, movimientos, asociaciones y congregaciones, responsables del sínodo en cada una de las diócesis, así como a laicos de cualquier edad, sacerdotes, religiosos… interesados en la preparación del sínodo.

Es libre y gratuita para todo el mundo que quiera participar, pero es necesario inscribirse haciendo click aquí.

 

 

Fuente: www.laicos.conferenciaepiscopal.es/sinodalidad

Primer balance del sínodo en España. «Este proceso está ayudando a despertar la corresponsabilidad de los laicos»

 

El equipo sinodal de la Conferencia Episcopal Española y los responsables para la fase diocesana del Sínodo 2021 2023 siguen haciendo camino juntos. El martes 1 de marzo mantenían un nuevo encuentro conjunto para hacer balance de cómo se va desarrollando el proceso sinodal  e ir concretando cómo concluir el proceso en las diócesis y a nivel nacional.

En este encuentro se dialogó sobre el momento actual, teniendo como base las respuestas de las diócesis al cuestionario del equipo sinodal para valorar el camino recorrido.

Mirando al futuro, se va perfilando el final de esta primera fase del proceso sinodal, con la recopilación de las síntesis del trabajo que se ha realizado en las asambleas diocesanas y la organización de la Asamblea final para el 11 de junio.

.

¿Quiénes se han implicado en el Sínodo?

Según ha hecho público la CEE, en muchas diócesis hay implicadas más de 100 parroquias, superando el centenar de grupos de trabajo y en algunas de ellas sumando más de 300.

Un 70 % de los participantes son mujeres, con una edad media de entre 55 y 60 años, y el perfil de la mayoría de los grupos responde a catequistas, grupos de liturgia, delegaciones diocesanas, hermandades y cofradías, centros de enseñanza, voluntarios de Cáritas, de prisiones y de pastoral de la salud, así como grupos misioneros y comunidades de oración.

En cuanto a su edad, hay cerca un 80 % de adultos, un 10 % de jóvenes y un 5 % de niños y adolescentes. En lo relativo a su situación en la Iglesia, el 10 % son consagrados y sacerdotes, y el resto laicos, con escasos participantes de otras Iglesias.

Las diócesis reconocen que no ha sido fácil llegar a las personas alejadas de la Iglesia, uno de los objetivos del Sínodo. Sin embargo, sí se ha conseguido implicar a asociaciones civiles, miembros de partidos políticos, de prisiones, centros de acogida, universidades y centro educativos, o usuarios de servicios como Cáritas. El uso de encuestas digitales han facilitado bastante la participación.

.

¿Cómo se está trabajado en las diócesis?

La mayoría de las diócesis trabajan en una triple dirección: presentando lo que es y lo que implica el proceso sinodal con actividades por distintos puntos de la diócesis. Elaborando materiales propios teniendo como base el Documento preparatorio del Sínodo. Y mediante encuentros formativos.

Para coordinar los trabajos se han creado equipos diocesanos sinodales, que también se han encargado de la labor de formación. También se han creado, en algunos casos, espacios de coordinación con las parroquias.

La mayoría de las diócesis reconocen estar en torno a la mitad del proceso, pues hay grupos que todavía están arrancando, pero otros están ya preparando la síntesis final.

.

¿Cómo se valora esta experiencia sinodal?

La valoración general de esta fase diocesana es por unanimidad positiva, especialmente entre los laicos, e incluso se habla de entusiasmo, interés, alegría, novedad, oportunidad, ilusión, y esperanza.

Los balances destacan especialmente el hecho de que este proceso está ayudando a descubrir la corresponsabilidad, la necesidad del protagonismo de los laicos y a abrir nuevos horizontes de trabajo pastoral. Y también se valora positivamente que está sirviendo para tomar una mayor conciencia de comunidad parroquial y de acercamiento a la Iglesia.

En estos meses de trabajo también se han detectado algunas dificultades: la integración de la propuesta sinodal en los ritmos, planes y proyectos diocesanos que estaban ya en marcha y la pandemia, que ha impedido poder celebrar encuentros programados y reuniones de grupo; y la falta de motivación, el desconocimiento de lo que es e implica la sinodalidad; la diferencias en los diálogos; y la dificultad para llegar a los alejados.

.

¿Cómo se plantea el final de esta fase diocesana?

 

Fuente: conferenciaepiscopal.es

Un verdadero encuentro de sinodalidad diocesana.

 

 

O pasado sábado 5 de febreiro tivo lugar na Casa de Exercicios Espirituais de Santiago de Compostela un ENCONTRO formativo e de compartir experiencias, organizado polo Equipo sinodal diocesano, e no que participaron moderadores e representandes dos diferentes grupos sinodais constituidos na archidiocese de Santiago.

 

O Encontro comezou cun momento intenso de oración, no que destacou a interiorización do texto de Lucas 5, 1-11 e o compartir a importancia da comunidade para a evanxelización.

 

 

Posteriormente houbo unha intervención do bispo auxiliar, D. Francisco Prieto, resaltando o discernimento dentro dos grupos de reflexión, que ten que xurdir nun clima de oración, a partir da da escoita do que o Espírito nos di por medio da Palabra, e a escoita duns aos outros. Tocando os tres eixos temáticos, destacou no tocante á Comuñón que existe se hai comunicación, se sabemos apreciarnos, xa que cada persoa é importante e irrepetible e notar que é amada. Sobre a Participación salientou que nos sentimos parte dunha comunidade se participamos dela, e que a diversidade na Igrexa é riqueza porque fala da abundancia do Espírito. En canto á Misión, lembrou que sempre é anuncio da esperanza que é Cristo e celebración da fe, pero unha fe que se fai activa na caridade.

Finalmente, animou aos representantes dos grupos a aprender a respetar as opinións, evitar protagonismos, promover plantexamentos propositivos, falar con honestidade, ser inclusivos apreviando a riqueza e a variedade.

 

 

 

De seguido, mantívose un diálogo sobre o que está a aportar o proceso sinodal nos grupos sinodais da archidiocese de Santiago, e as principais dificultades, gozos, actitudes e sentimentos. No mesmo houbo participación de diferentes representantes de parroquias, grupos e delegacións, destacando, entre outros aspectos, os seguintes: o valor da comunidade, a necesidade de tomar en serio os traballos que se están a realizar, a ilusión xeralizada das persoas participantes, a integración de persoas de distinta procedencia e incluso doutras confesións, apreciar o grupo como espazo de liberdade, a axuda dos espazos e que as persoas estean en círculo para sentirse acollidas e escoitadas, a motivación para volver a realizar actividade pastoral, a dificultade de convocar á mocidade, a escasa recepción da proposta desta fase sinodal.

 

 

  • O equipo sinodal diocesano insistiu en que está a disposición dos párrocos, congregacións relixiosas, laicos e, sobre todo, dos grupos sinodais para axudar a crecer en comuñón e responsabilidade, de xeito que vaiamos asumindo o compromiso de bautizados e implicándonos nesta fase sinodal a nivel diocesano, que se corresponde coa Escoita ao Pobo de Deus.

 

  • Aproveitouse o Encontro para informar do adianto da data tope para o envío das sínteses, que será o 1 de maio de 2022, e que as síntesis das sesións deben ser enviadas ao seguinte email: sinodo21_23@archicompostela.org

 

En definitiva, tendo en conta a situación actual de moitas comunidades e parroquias, houbo un sentimento xeralizado de seguir a traballar coa forza do Xesús, acompañados do Espírito e guiados polo Pai, en comuñón coa Igrexa diocesana e universal.

 

Equipo sinodal diocesano

 

 

Seguimos caminando juntos. Encuentro con moderadores de grupos sinodales en Santiago.

Los moderadores del Equipo Sinodal de la Archidiócesis de Santiago, Concepción Mate y Alfredo Losada,  convocan una REUNIÓN-ENCUENTRO de formación e intercambio de experiencias para los MODERADORES O REPRESENTANTES DE GRUPOS SINODALES que están trabajando en la fase diocesana del Sínodo 2021-2023 en nuestra archidiócesis de Santiago.

Tendrá lugar el próximo SÁBADO 5 de FEBRERO de 2022, de 11:00 h. a 13:00 h. en la Casa de Ejercicios, situada en el Campus Sur  de la ciudad de Santiago de Compostela.

A esta reunión están convocadas por tanto las personas que están ejerciendo la responsabilidad de animación y representación de cada grupo o colectivo de reflexión sinodal. También pueden participar sacerdotes, religiosas, y representantes de movimientos y asociaciones laicales que formen parte de la diócesis.

.

.

El objetivo de esta reunión es ir compartiendo como se van desenvolviendo las sesiones de trabajo y como está siendo la implicación de  los miembros de nuestras comunidades  en este proceso sinodal, ya que el camino que emprendemos en este sínodo debemos hacerlo juntos, desde la comunión, la participación y la misión de la Iglesia sinodal que peregrina unida en nuestra archidíocesis de Santiago de Compostela.

Así, en este encuentro habrá un ESPACIO DE DIÁLOGO sobre como se está trabajando este proceso sinodal en cada grupo de reflexión sinodal, analizando si se corresponde con la escucha de todo el Pueblo de Dios.

¡Te esperamos para SEGUIR CAMINANDO JUNTOS

¡GRACIAS POR TU TIEMPO Y TU PARTICIPACIÓN!

.